Henri Semo Calev

Facultad de Economía

Henri Semo: se necesita impulsar el campo, la educación y la cultura

Se necesita impulsar al campo, la educación y la cultura en México, tres ejes que nos constituyen como país, planteó el historiador Enrique Semo Calev, distinguido como Profesor Emérito de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM.

“El Bicentenario de la independencia y centenario de la Revolución, a celebrarse en 2010, es una excelente ocasión para reflexionar sobre la situación del campo nacional, ligado a ambos movimientos y una raíz de solidaridad y de trabajo colectivo que se ha perdido en el país”, comentó.

A la sombra de los festejos de 2010, señalo, se encuentra la tercera guerra que fundó a México: la Reforma, se encuentra la tercera guerra que fundó a México: la Reforma, cuya principal aportación fue el laicismo.

“Uno de los grandes logros de la Reforma es lo laico, que se conserva hasta nuestros días, y donde hay una clara separación de la Iglesia y el Estado, que coloca a las regiones en la vida privada y las limita en cuanto a la esfera pública, aunque a veces el clero rebase sus límites”.

Pese a sus deseos sobre el impulso a sectores tradicionalmente abandonados, Semo consideró que hoy el gobierno y la sociedad están lejos de revalorar al campo, área estratégica alejada de la inversión económica y el desarrollo.

“Reflexionar sobre lo rural y mejorar sus condiciones es fundamental, se lo debemos a los campesinos de todo el país. Pero es algo que no veo venir; hoy, lo agrario es visto como un negocio de exportación”, destacó el investigador, que ha desarrollado su trabajo académico en la UNAM a lo largo de 40 años.

Cultura universal

Henri Semo Calev nació en Bulgaria en 1931. Huyendo del fascismo, llegó con su familia en 1942, cuando tenia 11 años. “Para nosotros, este país representó la vida frente a la muerte que asolaba a Europa, y la libertad frente al racismo y las persecuciones que imperaban en la región”, evocó.

Tras concluir estudios básicos en la Ciudad de México, estudió Economía en la Escuela superior de Derecho y Economía de Tel Aviv (Israel), e Historia en la FFyL de la UNAM –dela que se recibió con mención honorífica en 1962- y en 1970 obtuvo el doctorado en Historia Económica en la Universidad Humboldt de Berlín (Alemania), con mención magna cum laude.

Regresó a la UNAM como maestro e Investigador. En esta casa de estudios ha formado parte de las facultades de Filosofía y Letras y de Economía, donde actualmente trabaja. “Me siento satisfecho de haber sido nombrado emérito. Tengo más de 40 años ligado a la UNAM”, resume el profesor e investigador, quien se siente absolutamente mexicano”.

Sobre la educación y la cultura, Semo consideró que son parte medular de la identidad nacional.

“México tiene mucho que aportar al mundo de su cultura ancestral, creada por hombres y mujeres que hace 20 mil años desarrollaron una agricultura y civilización con características propias, sin tener ningún contacto con el viejo continente.”

Para Semo, la globalización actual es una oportunidad de abrirse a lo positivo de la cultura universal, y señaló que sólo una educación sólida, que considere a la ciencia, la filosofía, la historia y las artes, podrá generar mejores mexicanos que no diluyan su idiosincrasia en la era global.

“Hace falta más apoyo a la educación, la ciencia y la cultura. Es lo que marca la diferencia entre ser mejores ciudadanos. A nivel económico, también es fundamental, como lo muestra el desarrollo de Corea del Sur. La India y China, países subdesarrollados que invierten en estos sectores y están haciendo la diferencia”, dijo.

Histórica económica

Precursor desde la década de los 70 en el desarrollo de la historia económica como disciplina académica, Enrique Semo trata ese amplio tema con un enfoque original, cuya tesis central señala las relaciones económicas, sociales, políticas y culturales que forman parte de un todo inseparable.

“La historia económica no es sino la evolución humana en su totalidad, observada desde la forma como las comunidades se organizan para producir, distribuir y consumir los bienes y servicios que necesitan. Mi punto de partida no es el individuo y sus preferencias, sino la sociedad”, explicó.

Para entender la actualidad del país, recomendó revaluar los últimos 25 años de políticas económicas, en los que las crisis financieras han sido frecuentes.

“Creo que es tiempo de reflexionar seriamente sobre la dirección del país, porque se mantienen crisis económicas recurrentes, una profundidad inequidad social y una falta de inversión en salud, educación, autosuficiencia alimentaria, ciencia y cultura, concluyó.



Referencia

Patricia López. Entrevista: Día del Maestro. Enrique Semo: se necesita impulsar el campo, la educación y la cultura. Gaceta UNAM. Suplemento Especial. Reconocen a 41 universitarios. Ciudad Universitaria 18 de mayo de 2009. pág. XVII.