Margit Frenk Freund

Facultad de Filofofía y Letras

Margit Frenk: contribuciones fundamentales a la lírica popular

Humanista, universitaria, investigadora disciplinada, creativa y docente excepcional. Es Margit Frenk Freund, a quien la Universidad Nacional (“mi casa, tan sencillo como eso”) reconoce una vez más con el nombramiento de Profesora Emérita.

Con 83 años “bien cumplidos”, como dice ella, imparte clases en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) y, además, no para de investigar. De hecho, cuando tenga más tiempo, planea realizar un trabajo en torno a la voz narrativa en El Quijote.

Sin embargo, aunque sus contribuciones a la filología hispánica se han centrado en la lírica popular, no se han limitado a ella. Ha estudiado el romancero hispánico, las relaciones entre la poesía y la música renacentista y barroca, el teatro del Siglo de Oro español, la novela picaresca, la oralización de la escritura en los siglos XVI y XVII, y el propio Quijote, entre otros.

La reconocida universitaria relató que aunque quería estudiar filosofía y psicología, las letras hispánicas se volvieron, a lo largo de su trabajo de tesis, una pasión que la acompaña hasta hoy en día.

Su interés por la lírica popular surgió en un curso de Julio Torri, quien recomendó a su entonces alumna leer el primer trabajo que existía sobre la lírica popular española de la Edad Media y el Renacimiento. Entonces, no sólo decidió hacer su tesis al respecto, sino dedicarse al tema, que representaba un campo inmenso por explorar.

Su primer libro (el “primerísimo”) fue relativo a la poesía del siglo XVI. Es un estudio “con una introducción mía” que se publicó en España y se llamó Cancionero de galanes y otros rarísimos cancionerillos góticos, dijo.

La relación entre poesía y música, apuntó, es fácil. “Toda esa lírica que he recopilado y estudiado, tanto española como mexicana, es básicamente poesía cantada, es poesía y música al mismo tiempo. No soy musicóloga, pero siempre me ha interesado esa relación necesaria”.

La principal temática es el amor, pero no sólo el feliz, sino el desdichado y “tipos intermedios”. Aunque también está presente otra, importante y bonita: el humor, las canciones juguetonas, a veces obscenas, que corrían por ahí. “Ese aspecto me gusta mucho”, afirmó la emérita.

Margit Frenk nació en Hamburgo, Alemania, en 1925, y llegó a México cinco años después. “Somos judíos y salimos del país antes de Hitler, en 1930, porque ya había un antisemitismo brutal en mi ciudad natal. Mis papás eran jóvenes y dijeron ‘vámonos’ de aquí”, relató.

Acomodada en un sillón de su acogedor hogar junto al piano, recordó que su primer acercamiento con las letras fue desde pequeña, cuando sin saber leer le contaban cuentos. Poco después pudo aproximarse a las historias de los hermanos Grimm o Andersen. Su familia contaba con una buena biblioteca y sus lecturas fueron sobre todo en alemán, hasta práctica-mente antes de entrar a la Facultad.

En tanto, la música no sólo era parte de su ambiente doméstico, sino “cosa suya”, porque le gustaba entonar canciones populares que acompañaba con la guitarra. Asistía a conciertos, como los de la Sinfónica Nacional en el Palacio de Bellas Artes. “La música clásica y las canciones folclóricas han sido mis preferencias”, aseguró.

En la vida de Margit Frenk —para quien la pintura, el teatro y, en especial, el cine constituyen otros de sus pasa-tiempos— los estudiantes han tenido un papel trascendente.

De hecho, afirmó: “Me encanta dar clases y siento que hay mucha comunicación con los alumnos. Ahora tengo un grupo estupendo que interviene, comenta, participa, se ríe; en fin, la pasamos bien”.

A lo largo de su trayectoria, ha asesorado numerosas tesis de licenciatura y posgrado. “A mí no me la dirigieron, por eso quiero que mis alumnos tengan una verdadera asesoría”, expresó.

Principalmente, la formación de Frenk Freund ocurrió en la UNAM. Cursó el bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria de San Ildefonso. En 1946 obtuvo el grado de maestra en Letras Españolas en la FFyL.

Continuó su formación académica en el Bryn Mawr College, en Filadelfia; en la Universidad de California, Berkeley, donde obtuvo en 1949 el grado de Master of Arts; cursó estudios de posgrado en el College de France de la Sorbonne y, con apoyo dela Fundación Rockefeller, concluyó en 1972 el doctorado en Lingüística y Literaturas Hispánicas en El Colegio de México.

Como profesora de la FFyL ha impartido cursos desde hace 23 años en la licenciatura en Letras Hispánicas, y en el posgrado en Letras Españolas, como literatura medieval española y española de los Siglos de Oro. Destacan sus cursos sobre El Quijote y las Novelas ejemplares de Cervantes, así como los de Lírica Popular Española.



Referencia

Laura Romero. Entrevista: Día del Maestro. Margit Frenk:contribuciones fundamentales a la lírica popular.Gaceta UNAM. Suplemento Especial.Reconocen a 41 universitarios. Ciudad Universitaria 18 de mayo de 2009. pág. XIV.