Shri Krishna Singh Singh

Instituto de Geofísica

El trabajo del Shri Krishna Singh es reconocido ampliamente en México y en el mundo por sus contribuciones al estudio del fenómeno sísmico en todos sus aspectos. Sin embargo, es en el campo de la ingeniería sísmica y mitigación de riesgos donde más se ha destacado por su obstinado anhelo de unir a ingenieros y sismólogos en el estudio del fenómeno sísmico y su impacto sobre las sociedades.

El doctor Singhn nació en 1946 en Azamgarh, India, al pie del Himalaya. Gracias a una beca gubernamental ingresó en 1960 a la Escuela Hindú de Minas en Dhanbad, donde obtuvo su licenciatura con honores en Ingeniería Minera en 1964. Inmediatamente después de graduarse fue merecedor de una beca en la Universidad de Columbia, EU, donde obtuvo los grados de maestro (1969) y doctor en Ciencias de la Ingeniería (1971) en el campo de la geofísica aplicada. El tema de su tesis doctoral versó sobre la exploración electromagnética. En 1971 se trasladó a México en calidad de profesor visitante con financiamiento de la Organización de Estados Americanos, desde entonces se estableció definitivamente en nuestro país, obteniendo la nacionalidad mexicana en 1991.

Al llegar a México, el interés central del doctor Singh era la exploración geofísica, llegando a publicar varios artículos científicos sobres el tema y ofreciendo clases y asesorando estudiantes de geofísica aplicada en la Facultad de Ciencias. Sin embargo, la importancia del fenómeno sísmico en México, tanto desde el punto de vista científico como el de la ingeniería, hizo que su atención pronto derivara al campo de la sismología.

Este cambio en su actividad académica estuvo también motivado por la escasez de sismólogos en México a principios de los años 70. Desde entonces, el doctor Singh ha estudiado prácticamente todos los aspectos de los temblores mexicanos y de otras latitudes que puedan ayudar a comprender la problemática del peligro sísmico en México.

Singh y sus colaboradores lograron desentrañar las características del gran temblor de 1931, que destruyó la ciudad de Oaxaca. Este evento resultó ser producto de “fallamiento” normal dentro de la placa de Cocos en subducción. El estudio demostró el enorme potencial destructivo de este tipo de temblores y que condujo a reformar los reglamentos mexicanos de construcción contemporáneos. El sismo de Oaxaca de 1999 presentó las mismas características del movimiento telúrico de 1931, sólo que en menor escala, corroborando la importancia de considerar este tipo de eventos dentro de los reglamentos de construcción, tanto por su peligro como por su frecuencia.

En 1982 el doctor Singh observó que las rocas más superficiales eran las responsables de gran parte de la atenuación en la energía sísmica de alta frecuencia y propuso una corrección por atenuación, misma que se utiliza actualmente en el análisis de movimientos fuertes.

Entre 1984 y 1985 fue asesor de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardas durante el proceso de licenciamiento de la planta núcleo-eléctrica de Laguna Verde. Este proyecto fue el primero en México en el que ingenieros, sismólogos y geólogos interactuaron con tanta intensidad. El resultado fue una nueva manera de hacer estudios de riesgo sísmico, mucho más moderna e integral. Esta interacción hizo que el doctor Singh se integrara definitivamente a los grupos que están interesados en aplicar la sismología al diseño de obras de ingeniería.

Basado en sus observaciones de cortos periodos de recurrencia para los grandes sismos mexicanos, él y otros científicos previeron los grandes beneficios de instalar una red de registro de movimientos fuertes a lo largo de la costa. Esta iniciativa se realizó exitosamente a principios de 1985 mediante la operación de una red que permitió la obtención de datos sin precedente durante el gran temblor de Michoacán, los registros han sido de enorme utilidad para la comunidad científica nacional e internacional.

En los últimos años el doctor Singh ha impulsado la instalación de una moderna red de sismógrafos de banda ancha en el país, la ampliación de la red de estaciones de movimiento fuerte a todo el centro-sur de México, así como estaciones permanentes de GPS. Los datos provenientes de estas redes están dando un nuevo impulso a la sismología y la ingeniería sísmica, tal como lo demuestran algunas de sus recientes publicaciones. Destaca el descubrimiento de los llamados temblores silenciosos, deslizamientos lentos que ocurren en la interfaz entre las placas oceánica y continental en las zonas de subducción, que alteran el estado de esfuerzos en la zona entre las placas, donde se producen los grandes terremotos.

Además de estos temblores silenciosos, los nuevos datos sismológicos están revelando una diversidad nunca antes observada en México, lo cual está permitiendo avances en el estudio de la generación y detección de tsunamis, como lo atestiguan sus trabajos publicados en 1998 y 2003 y los más recientes luego del gran terremoto de Sumatra de 2004.

En adición al amplio trabajo que el doctor Singh ha desarrollado en México, destaca el realizado en su país natal, la India. A partir de 1997 intensificó su colaboración con destacados sismólogos indios. Realiza importantes trabajos para determinar el movimiento fuerte esperado por futuros sismos en la ciudad de Nueva Delhi, lo que ha dado lugar a un amplio programa de cooperación técnica y científica entre México y la India, patrocinado por el Conacyt y el Departamento de Ciencia y Tecnología de la India. Asimismo ha participado activamente como miembro del Comité Científico Asesor en los estudios y recomendaciones relacionadas con el temblor de Sumatra de 2004.

Su producción científica está plasmada en 165 artículos publicados en revistas internacionales especializadas, ocho capítulos en libros y 33 aportaciones en memorias e informes. Ha sido citado en artículos de otros investigadores nacionales y del extranjero aproximadamente dos mil 300 veces, lo que lo convierte en el sismólogo más citado de América Latina. La labor del doctor Singh como formador de recursos humanos ha sido igualmente destacada, primordialmente mediante la interacción en el trabajo de investigación, en el campo y en gabinete. Con su tutela se han graduado nueve estudiantes de licenciatura, 11 de maestría y cuatro de la Academia de la Investigación Científica, en 1991 fue admitido a la Academia Mexicana de Ingeniería. En 1993 la Unión Geofísica Mexicana lo condecoró con la Medalla Manuel Maldonado Koerdell. En 1995 fue merecedor del Premio UNAM en el área de Innovación Tecnológica y Diseño Industrial y en 2003 recibió un reconocimiento especial de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica.

En 2005 obtuvo el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el área de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales.

Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores, con el nivel III desde 1987. Durante 2004-2007 formó parte de la mesa directiva de la Sociedad Sismológica de América. Ha sido profesor visitante en el Instituto de Geofísica y Física Planetaria del Instituto Scripps de Oceanografía (San Diego, California), así como también en las universidades de Roma, París, Wisconsin, Nevada y Bergen.

Los esfuerzos del doctor Singh han llevado a la UNAM y a la escuela mexicana de sismología a un nivel sobresaliente, dando origen a muchas aplicaciones prácticas de importancia decisiva, en la ingeniería sísmica contemporánea.



Referencia

Publicación: Semblanza (Extracto) Shri Krishna Singh Singh, Instituto de Geofísica. Suplemento por el Día del Maestro. Celebra la UNAM a 42 destacados académicos en el Día del Maestro. Ciudad Universitaria 17 de mayo de 2010. pág. 19.

 

Destacados