Fernando Ortega Gutiérrez

Instituto de Geología

Originario del Estado de Jalisco, el doctor Fernando Ortega Gutiérrez nació el 3 de septiembre de 1942 en Tamazula de Gordiano. Cursó la educación secundaria y preparatoria entre 1955 y 1961 en la Ciudad de México. Obtuvo el título de Ingeniero Geólogo en 1971 en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Posteriormente, estudió el doctorado en la Universidad de Leeds, Inglaterra, obteniendo el grado en 1975. Ese mismo año, regresó a México con el firme y claro propósito de estudiar la geología del sur del país.

Ha sido profesor en las facultades de Ingeniería y de Ciencias de la UNAM desde 1976, tanto a nivel licenciatura como de posgrado. Fruto de su labor docente han sido las tesis de licenciatura, maestría y doctorado que ha dirigido. Ha formado 10 doctores en diversas disciplinas de las ciencias de la Tierra, como petrología ígnea, petrología metamórfica, tectónica y meteorítica; ha formado nueve maestros en ciencias geológicas y seis licenciados en ingeniería geológica. Ha participado como jurado de 11 tesis de licenciatura, 40 de maestría y 34 de doctorado. Ha impartido cursos como profesor invitado en la Universidad de British Columbia en Vancouver y como profesor adjunto en la Universidad de Arizona en Tucson En la UNAM, fungió como coordinador de los Estados de Posgrado en Geología de la Facultad de Ciencias en conjunto con el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), y luego en varias ocasiones fue jefe del Departamento de Geología Regional del Instituto de Geología, donde más adelante ocupó el cargo de director en dos ocasiones consecutivas entre 1986 y 1994. Ha sido miembro de las Comisiones dictaminadoras de los Institutos de Geofísica, Geografía, Ciencias del Mar y Limnología, así como del Centro de Geociencias del campus Juriquilla de la UNAM y, ha formado parte de las comisiones especiales para la evaluación del PRIDE de los institutos de Investigaciones Antropológicas, Ciencias del Mar y Limnología y el de Ciencias Nucleares. En varias ocasiones ha sido miembro del comité de evaluación del Programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT) de la Dirección General de Apoyo al Personal Académico (DGAPA).

Sin duda, la obra científica del doctor Ortega ha dejado huella y es multicitada en la literatura mundial. Con sus casi 2,200 citas externas es el geólogo mexicano más reconocido a nivel internacional pues cuenta con cerca de 170 contribuciones científicas, varias de las cuales superan el centenar de citas y algunas se han convertido en obras clásicas que continúan citándose después de 25 años de haber sido publicadas. Uno de los conceptos de su autoría, “Oaxaquia”, con el cual postuló la existencia de un micro –continente configurando el basamento antiguo de la parte oriental de México, y que antes fue ignorado en la reconstrucción de los continentes del pasado, hoy figura en los mapas mundiales de la paleogeografía de la Era Precámbrica como una pieza importante de esas reconstrucciones. Dicho concepto ha sido considerado y discutido en 51 revistas científicas de talla internacional, así como en 16 libros de editoriales de alto nivel.

La obra científica del doctor Ortega se distingue por haber abierto al conocimiento universal la existencia de ciertas rocas en la geología mexicana que únicamente se forman donde chocan las placas tectónicas. Tales descubrimientos despertaron el interés de grupos de investigación internacionales y, gracias a ello, México hoy figura como una región geológica de estudio que aporta conocimientos fundaméntales sobre la evolución de la Tierra. Cabe destacar el impulso que sus hallazgos han dado a la comprensión de la composición y condiciones de presión y temperatura extremas que reinan en las partes inferiores de la corteza y del manto terrestre. Uno de estos estudios fue motivo de una publicación en la prestigiada revista Nature, y otros estudios similares han dado a conocer fenómenos extraordinarios como la presencia de zafiros en rocas volcánicas llamadas andesitas, en las que no se había reportado dicho mineral en región alguna del planeta.

Durante su larga trayectoria ha sido impulsor de diversas áreas de investigación en México, por ejemplo: la tectónica y petrología de terrenos cristalinos de México, la petrología de la corteza y el manto de México con base en el estudio de xenolitos plutónicos, evolución paleogeográfica y tectónica de México antes de PANGEA, geología planetaria, así como la geología del origen de la vida en los planetas terrestres. Su curiosidad extrema por el conocimiento geológico le ha motivado a explorar regiones fuera de México y sus recientes descubrimientos en Guatemala acerca de rocas formadas a presiones muy elevadas han abierto a prestigiosos investigadores nuevas oportunidades para estudiar ese tipo de rocas que antes no se conocían en aquella región de Centroamérica. Asimismo, ha realizado estudios de la geología y geomorfología en la región más seca del planeta, justo en el norte del desierto de Atacama en el Perú meridional, invitado por la NASA a través de Chistopher McKay, investigador reconocido por sus múltiples contribuciones al entendimiento de los procesos astrobiológicos del Sistema Solar.

En colaboración con investigadores de universidades estadounidenses, ha dirigido programas de investigación en México, entre los que se encuentran el Programa para la celebración del Centenario de la Fundación de la Sociedad Geológica de América, el Mapa de Fallas Activas Mayores de América del Norte del Programa Internacional de la Litósfera, el Precámbrico de América del Norte, así como el Mapa Metamórfico del Mundo. Actualmente coordina un grupo académico de élite, constituido por varios de los mejores investigadores mexicanos de Geología del país, con el objetivo de elaborar una síntesis sobre la evolución tectónica de México y, como meta fundamental, la elaboración de la primera Carta Tectónica de México escala 1:2,000,000 con base en los principios más avanzados de la tectónica de placas, así como el uso de herramientas electrónicas para la cartografía digital y la construcción de bases de datos estructurados y geo-referenciados. Fue representante del Programa Internacional de Correlación Geológica, en México ante la UNESCO y la Comisión Norteamericana de Nomenclatura Estratigráfica de 1992 a 1994. Fue miembro del Consejo Ejecutivo de la Sociedad Geológica de América, del Comité de Nombramientos de la Sociedad Geológica de América, del Comité de Comités de la Sociedad Geológica de América y del Comité de Publicaciones de la Sociedad Geológica de América.

De manera continua ha fungido como jurado evaluador de instituciones como el Sistema Nacional de Investigadores (SIN) donde presidió la Comisión de Evaluación del área de las Ciencias Físico-matemáticas y de la Tierra (2002-2004) y luego fue miembro del Foro Consultivo Nacional de Ciencias y Tecnología. También participó en el Comité de Evaluación de Becarios al Extranjero del CONACyT, fue miembro del Comité de Repatriación Y Retención de Investigadores Mexicanos del CONACyT, así como del Comité de Evaluación del Padrón Nacional del de Posgrado SEP-CONACYT de Calidad de CONACyT Área 1, presidente de la Comisión Revisora del Sistema Nacional de Investigadores (Área I, convocatoria 2009). Además, ha sido jurado de premios como el que otorga la Academia Mexicana de Ciencias y el Premio México de Ciencia y Tecnología, que la nación mexicana otorga anualmente a los científicos más destacados de Iberoamérica.

Presidió la Sociedad Mexicana de Mineralogía, de la cual fue miembro fundador. Actualmente pertenece a la Academia Mexicana de Ciencias y a varias de las más importantes sociedades científicas de ciencia de la Tierra, tanto nacionales como extranjeras, entre las que se encuentran: Geological Society of América, American Association for the Advancement of Science, la Academia Mexicana de Ciencias, la Sociedad Geológica Mexicana de Astrobiología, la Unión Geofísica Mexicana. Participó en el Comité Asesor de Geotecnia del Departamento de Obras y Servicios del Gobierno del Distrito Federal y fundó el Servicio Geológico Metropolitano de la Ciudad de México. El doctor Ortega ha recibido varias distinciones entre las que destacan: el Premio Nacional de Geología en Investigación y Docencia, otorgado por la Sociedad Geológica Mexicana en 2008; su nombramiento por elección al Consejo Directivo de la Sociedad Geológica de América, donde también fue nombrado Senior Fellow de esa sociedad que es, tal vez, la más importante del mundo en su área; su nombramiento en tres ocasiones consecutivas como nivel III del Sistema Nacional de Investigadores, y el haber sido invitado en 20 ocasiones a impartir conferencias magistrales en congresos y reuniones.

Su destacada participación como promotor y divulgador de la ciencia se refleja en más de 200 pláticas y conferencias en foros diversos, desde las infantiles hasta las de estudiantes y profesionistas de todos los niveles, además de haber escrito 16 trabajos de divulgación, uno de los cuales, Oaxaquia, historia de un antiguo continente, alcanzó gran popularidad. El doctor Ortega también fue actor central en la elaboración del guión para la difusión de las ciencias geológicas en la sala del Sistema Tierra instalada en el Museo de Geología del Instituto de Geología y apoyó decididamente la difusión del conocimiento sobre el impacto catastrófico que causó la extinción masiva de las especies biológicas hace 65 millones de años formando el cráter de Chicxulub en Yucatán, así como el rescate y reconstrucción del esqueleto del primer dinosaurio completo encontrado en México, En múltiples ocasiones ha sido invitado a impartir conferencias en otros países como Estados Unidos, Canadá, Guatemala, Perú y Colombia, incluyendo instituciones de prestigio mundial como el Servicio Geológico de Estados Unidos y en las universidades de Stanford, Arizona, Michigan, Texas, Missouri y el Instituto Tecnológico de California.

Desde la década de los ochenta, el doctor Ortega ha sido organizador o coorganizador activo de congresos, reuniones y eventos nacionales e internacionales que suman a la fecha 17, varios de ellos de resonancia mundial como la Primera Conferencia Internacional de Terrenos Circum-Pacíficos y Circum-Atlánticos en Guanajuato, México; el Simposio sobre Eventos de Extinción en la Historia Geológica: IV Congreso Nacional de Paleontología en la ciudad de México; y el Simposio Peter Coney sobre Terrenos Tectonoestratigráficos en México.

En el ámbito editorial ha formado parte de comités editoriales de revistas científicas y técnicas de México y Estados Unidos tales como: Geology (E.E.U.U.), Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana, Ingeniería (Facultad de Ingeniería de la UNAM), Atlas Nacional de México (Instituto de Geografía de la UNAM), Boletín del Centro Investigaciones Sísmicas de la Fundación Barros Sierra, Revista Mexicana de Ciencias Geológicas y Ciencias (Academia Mexicana de Ciencias). Ha fungido además como evaluador de proyector internacionales sometidos a la National Science Foundation, National Geographic Society y Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia.

El doctor Ortega se ha distinguido por una gran trayectoria llena de compromisos y entrega, combinando la investigación con la docencia, y cuya experiencia le permitió integrar un equipo de distinguidos colegas del cual logró elaborar una versión moderna de la carta Geológica Mexicana escala 1:2,000.000, documento clave para dar a conocer mundialmente el potencial geológico de las riquezas minerales y otros recursos económicos de México, incluyendo el gas y el petróleo, alrededor del cual se fundó el Instituto Geológico de México en 1888, mismo que fue convertido en el Instituto de Geología de la UNAM en 1929 donde orgullosamente ha laborado por casi 45 años.



Referencia

Publicación: Día del Maestro 2013. Profesores e Investigadores Eméritos nombrados por el Honorable Consejo Universitario. Universidad Nacional Autónoma de México 2013. p.p.18-22.