Dr. Carlos Federico Arias Ortiz

Dra. Susana López Charretón

Investigación en ciencias naturales

Reconocidos internacionalmente como un grupo consolidado y líder en virología, los doctores Susana López Charretón y Carlos Federico Arias Ortiz se formaron en los niveles de licenciatura, maestría y doctorado en nuestra máxima casa de estudios.

A partir de 1987, con adscripción al Instituto de Biotecnología, han mantenido una incansable labor investigativa centrada en la biología del rotavirus y el astrovirus; los dos virus más importantes asociados a las gastroenteritis agudas en niños menores de dos años, responsables de aproximadamente 500,000 muertes anuales en el mundo.

Una de sus aportaciones más importantes al campo de la virología ha sido la propuesta pionera de un modelo del mecanismo de entrada de los rotavirus a la célula hospedera, en el cual se establece un proceso de entrada mediado por múltiples pasos e interacciones del virus con la superficie celular (al menos cuatro), que es llevado a cabo en un lugar determinado de la membrana plasmática (balsas lipídicas), y que culmina con la internalización del virus por un proceso de endocitosis. Este modelo se ha convertido en un paradigma a seguir por los investigadores del área, conceptualmente diferente al modelo de “una proteína viral-un receptor” que se tenía hasta ese momento.

Dentro de esta investigación también sobresalen las siguientes caracterizaciones: a) la diversidad de serotipos de rotavirus que circulan en la población infantil de México; b) la especificidad de la respuesta inmune inducida en una infección natural; c) la replicación del genoma y la morfogénesis viral; d) la respuesta antiviral de la célula huésped ante la infección, y e) el tráfico vesicular de los rotavirus desde su ingreso a la célula hospedera, hasta alcanzar el compartimento citoplasmático.

Hacia principios de la década pasada los doctores López y Arias describieron el silenciamiento de la expresión de los genes de rotavirus utilizando el sistema de interferencia de rna (RNAI), el cual se había utilizado principalmente para inhibir la síntesis de proteínas celulares. Esto constituyó uno de los primeros ejemplos en el área de la virología, y el primero en el campo de los rotavirus, en el que se demostró la posibilidad de inhibir la expresión de genes de virus animales con esta metodología.

Además, como reconocimiento a su trabajo, ambos fueron invitados a escribir varias revisiones sobre diversos aspectos de la biología del rotavirus, la más reciente apareció en la revista Current Opinion in Virology en 2012. Sus avances en el estudio de estos virus les han dado un claro liderazgo en el campo. Prueba de ello es la publicación del capítulo “Astroviruses”, del doctor Arias, en coautoría con el doctor Ernesto Méndez, en las dos últimas ediciones del libro Fields Virology, obra que constituye el libro de texto y referencia más importante en la virología internacional.

Por otra parte, han publicado 120 artículos en revistas internacionales de prestigio, citados en más de 2 300 ocasiones en la literatura mundial; también varios capítulos en libros nacionales e internacionales; numerosos artículos de investigación en revistas regionales y artículos de difusión y divulgación; y son coautores de 92 de las publicaciones de su grupo de investigación.

Las investigaciones de su equipo, en el que se conjuntan sus experiencias metodológicas en beneficio del avance del campo de la virología mexicana, han sido presentadas en cerca de 300 congresos nacionales e internacionales, lo que les ha permitido mantener la competitividad y el reconocimiento a nivel internacional.

En el ámbito del desarrollo tecnológico, su desempeño no ha sido menos relevante. En el año 2010 su grupo transfirió a la compañía Biodetecta la tecnología para realizar el diagnóstico específico de la cepa de influenza AH1N 1, responsable de la pandemia de 2009, que iniciara probablemente en nuestro país. De igual manera, tuvieron un papel relevante durante la pandemia de influenza de 2009-2010, participando como asesores en varios grupos académicos y gubernamentales. También fueron comisionados para investigar el brote de influenza en el poblado de La Gloria en Perote, Veracruz, donde se pensaba que había iniciado la epidemia. Su amplia participación en diversos medios nacionales e internacionales fue muy importante para contextualizar la información y transmitirla adecuadamente al público en general.

Si bien su labor de investigación ha sido sobresaliente, su compromiso con la formación de recursos humanos en el área de la virología molecular es equiparable. Bajo su supervisión directa se han graduado 60 estudiantes: 20 de licenciatura, 22 de maestría y 18 de doctorado. La gran mayoría de las tesis de posgrado y algunas de licenciatura que han dirigido, han sido publicadas en revistas internacionales, y varios de sus graduados son hoy investigadores de importantes instituciones mexicanas o del extranjero. Además, en colaboración con los doctores Patricio Gariglio y Beatriz Gómez, iniciaron hace 15 años las reuniones que dieron origen al Congreso Nacional de Virología, que este año cumple su octava edición.

Por otra parte, desde 2004 han fungido como miembros del comité editorial de las revistas Journal of Virology y Virology y como revisores ad hoc de artículos sometidos a otras publicaciones internacionales de primer nivel, como PLOS Pathogens, Nature, Science, The EMBO Journal y PNAS.

Entre sus merecidas distinciones sobresalen: en 1993, el Premio de la Academia Mexicana de Ciencias en el Área de Ciencias Naturales; en 2001, el Premio Carlos J. Finlay de la unesco, por sus sobresalientes contribuciones al campo de la microbiología; en 2008, el Premio twas en Biología, de la Third World Academy of Sciences (twas); además, cabe aquí incluir su participación como ponentes plenarios en el International Symposium on Double Stranded RNA Viruses; su acreditación en el nivel III del Sistema Nacional de Investigadores, así como su obtención del máximo nivel en el Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo (PRIDE).

Todo lo anterior sustenta el reconocimiento internacional que han podido consolidar a lo largo de 34 años con su grupo de investigación; los doctores Susana López Charretón y Carlos Federico Arias Ortiz son líderes en el estudio de virus gastrointestinales, universitarios comprometidos con la investigación e indiscutiblemente dignos merecedores del Premio Universidad Nacional 2013 en el área de Investigación en ciencias naturales.

Destacados