Lic. Miguel Ángel Granados Chapa

Creación artística y extensión de la cultura

En su larga y conocida trayectoria profesional y académica universitaria, además de extender hacia el gran público su estilo reflexivo y profundo de formación de opinión ya conocido por los lectores de diversos diarios, desde 1977 destaca por su decidida participación en la institución y de manera especial con las actividades desarrolladas en la Coordinación de Difusión Cultural.

El espacio radiofónico que tiene en Radio UNAM le ha permitido mostrarse como un apasionado crítico y promotor de la cultura universitaria. Además de que sus ya famosas Plazas públicas impresas han recorrido durante veinticinco años los mejores diarios de nuestro país, dando cuenta sistemática de los trabajos que llevan a cabo las diversas áreas de la difusión cultural, lo que le ha permitido hacer una promoción entusiasta del sin número de actividades que mes a mes ofrece el subsistema de difusión tanto a la propia comunidad universitaria como a la sociedad en general.

Entre la comunidad académica y estudiantil es reconocido ampliamente como un docente ético y honorable, que con apertura y objetividad subraya día a día la importancia y el compromiso de la vocación del periodismo, de la libertad de expresión, de la ciencia política y de los medios de comunicación y, en particular, de la difusión del arte y la cultura.

En sus ya 1800 emisiones radiofónicas, ha presentado diversos temas y enfoques que alimentan siempre la diversidad y la cohesión de los universitarios en momentos críticos o de reflexión cultural como los transmitidos durante los años de 1999 y 2000, en los que su dedicación principal fue la de buscar el mejor equilibrio, la ponderación y la tolerancia con el propósito de respaldar y hacer suyos los empeños por dar voz a todas las posturas e ideologías que entonces se escucharon en la comunidad universitaria.

Su participación como profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, en la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán, en la Universidad Iberoamericana y en la Escuela de Periodismo “Carlos Septién García”, le ha permitido formarse en la docencia e impulsado a desarrollar sus estudios de posgrado en los que tiene pendientes la presentación de la tesis para obtener el Doctorado en Historia en la Universidad Iberoamericana.

De amplio reconocimiento en el periodismo, habiendo concluido sus estudios de Licenciatura en Derecho, en la Facultad de Derecho, y de Licenciatura en Periodismo en la entonces Escuela Nacional de Ciencias Políticas y Sociales, ambas de la UNAM, inició sus actividades profesionales como reportero y en su desarrollo logró ocupar la Presidencia de la Federación de Cooperativas de Artes Gráficas como representante de Excelsior, de cuyo matutino fue Subdirector editorial.

Posteriormente se desempeñó como Director-gerente de la revista Proceso; como Coordinador de noticiarios de Canal Once; Director General de Radio Educación; Director de la Agencia Mexicana de Información; coordinador editorial y Subdirector del periódico Uno más Uno; Director del semanario Punto; Subdirector y Director del periódico La Jornada; Director General del semanario Mira; Presidente del Consejo de Administración del Grupo Editorial Tres y Director del suplemento de libros del periódico Reforma y catorce diarios más: Hoja por hoja.

Sus libros han sido producidos en diversos temas de gran interés referentes, en su mayoría a la rigurosa observación que de la política mexicana ha llevado a cabo el licenciado Granados Chapa. Entre algunos de sus títulos podemos mencionar: Excelsior y otros temas de comunicación; Examen de la comunicación en México; La reforma política; La banca nuestra de cada día; Alfonso Cravioto, un liberal hidalguense; Votar, ¿para qué?; Comunicación y política; ¡Nava sí, Zapata no!; ¡Escucha, Carlos Salinas!; El siglo de Fidel; Vivir en San Lázaro; Constancia Hidalguense y Fox & Co. Biografía no autorizada.

El licenciado Granados Chapa obtuvo mención honorífica en la licenciatura en Periodismo y ha sido distinguido con el Premio "José Joaquín Fernández de Lizardi" otorgado por el Club de Periodistas de México en 1978; el Premio Nacional de Periodismo de 1981; designado "Caballero de la Orden del Mérito" en la República de Francia; recibió en 1987 el premio "Manuel Buendía" a la trayectoria periodística; y el Premio al Periodismo Político, que le otorgó en 1989 el Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública, y el Premio del Instituto de Cultural México-Israel 2002.