Dr. Ricardo Guerra Tejada

Docencia en humanidades

Ricardo Guerra Tejada tuvo el privilegio de haber sido discípulo de maestros del prestigio de José Gaos, Joaquín Xirau, Juan García Baca y Eduardo Nicol en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como de Merleau-Ponty, Jean Hyppolite y Martin Heidegger. De todos ellos aprendió su rigor académico, su compromiso con la docencia, y del último se convirtió, además, en uno de los más rigurosos intérpretes de su obra.

Ricardo Guerra tuvo también la honra de formar parte de una de las generaciones de alumnos más lúcidas de la FFyL, que tanto renombre le han dado, en la que figuraban Luis Villoro, Leopoldo Zea, Joaquín Sánchez Mac Gregor y Emilio Uranga, con quienes formó el Grupo Hyperión, que realizó valiosas aportaciones al estudio de la filosofía de lo mexicano desde la fenomenología y el existencialismo y representó una importante vanguardia cultural en su momento en nuestro país. En 1953 obtuvo la maestría en filosofía con la tesis Crítica a las teorías de lo mexicano y en 1956 el doctorado en filosofía en la Universidad de París. También complementó su formación filosófica en los seminarios que imparte Martín Heidegger en la Universidad de Friburgo.

Durante medio siglo ha dedicado su vida a la enseñanza y a la formación de filósofos y humanistas, labor que ha desempeñado primordialmente en la Facultad de Filosofía y Letras de nuestra Universidad. Estudiantes de muchas generaciones de licenciatura, maestría y doctorado –entre quienes han estado alumnos de la talla de Graciela Hierro, Carlos Pereyra y Juan Garzón, entre otros– se han formado en sus cursos y seminarios sobre filosofía moderna, ontología, ética, estética, metafísica, filosofía francesa y alemana, especialmente sobre tres filósofos que han sido definitivos en su trayectoria: Hegel, Kant y Heidegger.

En 2001, Ricardo Guerra declaró al periódico La Jornada que “sin investigación científica y humanística, el progreso es imposible”, compromiso que él ya había asumido como ineludible desde 1957. Su trabajo docente lo ha acompañado siempre de la investigación y la difusión filosófica. Entre sus publicaciones destacan: el libro Filosofía y fin de siglo; los ensayos “El fracaso de Marcuse”, “Significación actual de la fenomenología”, “Hegel y Heidegger. Lenguaje e historia”, “Ontología, existencialismo y violencia”, “La filosofía como investigación”, “Heurística, verdad y ontología”, así como “La filosofía a fines del siglo XX”, entre otros. En las tareas de difusión destacan su labor como columnista de los periódicos Excélsior, El Día, El Nacional y La Jornada y conductor de programas filosóficos en Radio UNAM. También cabe destacar su esmerado trabajo como traductor de obras fundamentales como la Fenomenología del espíritu de Hegel, tarea que realizó junto con Wenceslao Roces.

Su labor filosófica ha trascendido el ámbito de nuestra Unviersidad, pues fue fundador de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Guanajuato y de la carrera de Filosofía en la Universidad de Guadalajara, así como fundador del Instituto de Cultura del Estado de Morelos y del Centro de Investigaciones y Docencia en Humanidades del Estado de Morelos, creado en colaboración con la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. También cabe destacar su gestión como presidente de la Asociación Filosófica Mexicana.

Ha sido ponente en innumerables congresos realizados en la UNAM, en diversos estados de la República y en Portugal, Austria, Yugoslavia, las desaparecidas repúblicas Federal y Democrática alemanas, así como la antigua Unión Soviética.

Como docente, Ricardo Guerra ha dirigido 47 tesis a alumnos de licenciatura, maestría y doctorado, y ha formado en seminarios de investigación o asesoría a destacados catedráticos de la Facultad de Filosofía y Letras como José Luis Balcárcel, Carlos Pereyra, Mercedes Garzón Bates y Juan Manuel del Moral, entre otros.

Miembro del Comité Directivo de la Sociedad Internacional Hegel, de la República Federal Alemana, Ricardo Guerra fue consejero técnico y universitario, antes de su designación como director de la Facultad de Filosofía y Letras en los periodos 1970-1974 y 1974-1978, años en los cuales impulsó notables cambios, sobre todo en el posgrado, y las modificaciones a planes de estudio. Asimismo, durante su gestión se crearon el Sistema de Universidad Abierta y los centros de investigación de los posgrados en la propia facultad. Su destacada trayectoria académica le significó ser designado embajador de México en la República Democrática de Alemania, donde prosiguió su labor de promoción de las humanidades.

Actualmente es profesor titular C de tiempo completo definitivo y ha sido distinguido con el nivel D en el PRIDE y con el nivel II en el Programa de Reconocimiento como Catedrático Universitario. Además, es integrante del Sistema Nacional de Investigadores.

Universitario distinguido, Ricardo Guerra, con su labor académica, ha tomado lo mejor de los maestros con los que se formó y, al igual que ellos, tiene como uno de sus grandes méritos académicos haber formado a innumerables generaciones, contribuyendo así, de una manera excepcional, al fortalecimiento de la tradición filosófica mexicana.