Mtro. Fausto Ramírez Rojas

Investigación en artes

¿Cómo comprender el papel que desempeñaron los conservadores, la importancia de la constitución de 1857, el segundo imperio o la restauración de la república sin el arte del siglo XIX? ¿Cómo entender o imaginar ese rico, convulso y crucial periodo de la historia de México sin la pintura, el color, la escultura, la plástica o la arquitectura generadas en esos años?

El arte, en todas sus manifestaciones, nos ayuda a entender claramente esa parte de nuestro pasado, y Fausto Ramírez Rojas se ha encargado de rescatarlo y de analizarlo. El investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México emprendió, hace más de 30 años, un viaje al siglo XIX, para conocer una a una las expresiones artísticas generadas en esa época donde sobresalían Saturnino Herrán y José María Velasco, y ubicarlas en su contexto histórico y político.

Fausto Ramírez ha llevado a cabo una gran tarea de revisión del arte del siglo XIX, particularmente de la estética simbolista y el modernismo hispanoamericanista, un periodo que la historiografía había desdeñado y en cuyos alcances está la formulación de la conciencia nacional del México moderno.

Ingresó como investigador al Instituto de Investigaciones Estéticas en 1975, luego de haber sido profesor del Departamento de Arte de la Universidad Iberoamericana, del Instituto Paul Coremans, de la Universidad Autónoma del Estado de México y del Instituto de Cultura Superior. Desde 1996 es participante del Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo con el nivel D.

Estudió ingeniería química en la Universidad de Guadalajara, de 1954 a 1959 e Historia del arte en la Universidad Iberoamericana, de 1964 a 1967. Y si bien ejerció la química durante cuatro años, es la investigación artística y estética su verdadera vocación.

Ramírez Rojas ha dedicado años de estudio a temas como el modernismo; las modalidades estilísticas del segundo imperio; el programa artístico de los conservadores y el de los liberales; las producciones litográficas de Casimiro Castro y de José Guadalupe Posada; el arte mexicano en el cambio de siglo; y, desde luego, a tres de los grandes pintores de los siglos XIX y XX: José María Velasco, Saturnino Herrán y José Clemente Orozco.

También, se ha esforzado por recapitular la producción plástica del siglo XIX, desde la ilustración hasta el modernismo y, por otro lado, sus análisis iconográficos sobre la pintura bíblica y la pintura de historia son trascendentes aportaciones a la historia del arte, ya que han modificado sustancialmente su lectura, al analizarla desde un contexto político, histórico y artístico.

Se ha ocupado también del estudio de artistas tan complejos como Diego Rivera, Germán Gedovius, Alfredo Ramos Martínez, Joaquín Clausell, Casimiro Castro y José Guadalupe Posada.

Sus investigaciones han tenido resultados positivos. Es autor de cuatro libros: Saturnino Herrán, Arte del siglo XIX en la Ciudad de México, La plástica del siglo de la independencia y Crónica de las artes plásticas en los años de López Velarde, 1914-1921. Además, ha colaborado de diferentes maneras en otros libros, entre los que destacan Historia del arte mexicano volúmenes VII, VIII y IX, referentes al siglo XIX, en los que además de organizar y coordinar los tres volúmenes, redactó varios capítulos; Orozco. Una relectura, para el que escribió “Artistas e iniciados en la obra de José Clemente Orozco”; Tiempo y arte, en el que es autor de “Lo circunstancial transcendido: Dos respuestas pictóricas a la constitución de 1857”; y muchos más. También sobresale su participación en los distintos volúmenes publicados del Catálogo comentado del acervo del Museo Nacional de Arte, siglo XIX, de la Colección de pintura del Banco Nacional de México y de la Colección Andrés Blaisten.

Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte, ha sido autor también de catálogos para museos tan prestigiados como el Nacional de Arte; The Metropolitan Museum of Art de Nueva York, para el que hizo The Nineteenth Century, para la exposición México: Splendors of Thirty Centuries; Europalia 93, en Bélgica y el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, entre otros.

En su extensa producción editorial sobresale, también, su participación en artículos y reseñas para el Instituto Nacional de Bellas Artes, el Instituto de Investigaciones Estéticas, el Museo Nacional de Arte y la Revista de Bellas Artes, principalmente. Por otra parte, ha sido ponente en congresos y coloquios llevados a cabo en Washington y San Antonio, Estados Unidos; en España, Argentina y en México.

A la par de su tarea como investigador, Fausto Ramírez Rojas es curador de arte. En esa función ha sido invitado en múltiples ocasiones, entre las que destacan las muy numerosas exposiciones que ha hecho para el Museo Nacional de Arte, tanto las de orden temporal, como la disposición de las salas del siglo XIX de la exposición permanente. Igualmente, fue curador invitado para la parte correspondiente al arte del siglo XIX de la exposición México: Splendors of Thirty Centuries, en The Metropolitan Museum of Art de Nueva York.

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores desde 1998, con el nivel II, y del Consejo Interno del IIE para el periodo 2002-2006, Fausto Ramírez inició su carrera docente en 1968 y como parte de su actividad, ha asesorado tesis de licenciatura, maestría y doctorado.

Esta labor académica ha impactado en sugerentes enfoques y propuestas de lectura de los objetos visuales, que se han convertido en líneas de investigación sobre el arte mexicano no sólo del siglo XIX, sino de otros periodos.

El gran mérito de Fausto Ramírez es no sólo haber incursionado en una línea de investigación poco explorada, sino haberse preocupado de difundirla a través de su gran producción editorial, su asistencia a congresos y seminarios en México y otros países, y su tarea como curador.