Dr. José Diego Morales Ramírez

Arquitectura y diseño

La trayectoria académica de José Diego Morales Ramírez se ha caracterizado por el trabajo interdisciplinario que ha realizado a partir del desarrollo de su tesis de licenciatura en 1975, en el Centro de Investigaciones en Materiales de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde interactuó con físicos, químicos e ingenieros civiles, en lo que puede considerarse un trabajo pionero como tesis de investigación, en la entonces Escuela Nacional de Arquitectura.

Una vez obtenido el título de arquitecto, en 1980 se incorpora como técnico académico al Instituto de Investigaciones en Materiales de esta Casa de Estudios, incursionando en un nuevo campo de investigación: el diseño bioclimático de edificios. El primer proyecto en el que participó, en coordinación con el doctor Diego Alfonso Sámano, fue el diseño del edificio del entonces Laboratorio de Energía Solar (LES) en Temixco, Morelos; inaugurado en 1984 y cuyo espacio más sobresaliente es el auditorio, situado en el extremo noreste del conjunto de edificios que conforman el actual Centro de Investigaciones en Energía. El auditorio tiene un aforo de 120 lugares y está diseñado para lograr un buen desempeño bioclimático. Para comprobarlo se hicieron mediciones de temperatura y humedad del aire interior y se observó que como sistema termodinámico, es capaz de disminuir la temperatura y la humedad del aire ambiente, lográndose en el interior optimas condiciones climáticas.

A partir de 1987, se incorpora al grupo de investigación de “sistemas pasivos” en el LES, lo cual le permite desarrollar su tesis de maestría, tomando como base la adecuación bioclimática que se hizo para el edificio de oficinas y gobierno del Instituto Nacional de Salud, diseñado por el arquitecto Orso Núñez. Su participación consistió en modelar en computadora el desempeño térmico de la propuesta de adecuación bioclimática. Para su tema de tesis realizó una comparación económica entre el consumo de energía convencional que requería el edificio con diseño pasivo y el que hubiese requerido un edificio similar con diseño tradicional; el resultado fue que el edificio con diseño tradicional tendría un costo por equipo, mantenimiento y pago de energía eléctrica de 240 veces más alto que el edificio con diseño pasivo.

El doctor Morales participó posteriormente en la adecuación bioclimática de dos proyectos ubicados en el estado de Morelos: El Museo de Sitio en Xochicalco y el Centro Ecológico Asturiano. En el primero, realizó el estudio de las trayectorias solares durante todo un año, con el propósito de diseñar la protección solar adecuada para el ventanal oeste, dentro del vestíbulo del museo y que tiene la vista hacia la zona arqueológica; y en el segundo, llevó a cabo el análisis de las trayectorias solares para el establecimiento de estrategias de protección solar adecuadas para la fachada sur del edificio.

En 1989 inició sus estudios de doctorado que culminaron con la presentación del examen de grado en noviembre de 1993. Tanto en su tema de tesis de maestría como de doctorado tuvo el privilegio de ser dirigido por el doctor Jesús Aguirre Cárdenas. A partir de 1990, el doctor Morales comenzó sus actividades de docencia con la impartición de la materia de heliodiseño I, dentro de la especialización en heliodiseño de la entonces UACPYP del CCH.

En 1994, por concurso, obtuvo una plaza de carrera en la Facultad de Arquitectura, actualmente se desempeña como profesor titular “C” de tiempo completo, pertenece al Sistema Nacional de Investigadores con el nivel I y participa en el PRIDE con el nivel “C”. Con su incorporación a la Facultad de Arquitectura amplio su actividad docente al impartir los cursos de: heliodiseño I y II en la especialización en sistemas pasivos y cálculo térmico de edificios en el posgrado de arquitectura. Así como diseño del edificio confortable de máxima eficiencia energética, y sistemas urbanos de energía, en las licenciaturas de arquitectura y urbanismo, respectivamente.

El efecto multiplicador que se inicio con los egresados de la especialización en heliodiseño, se ha ampliado con los 19 egresados de la maestría a los que les ha dirigido su tesis, cinco de los cuales obtuvieron mención honorífica, así también varios de ellos se han incorporado como docentes o investigadores en otras universidades. Ha participado como sinodal en 48 exámenes de grado, 43 dentro de la UNAM y cinco como tutor invitado en la UAM Azcapotzalco. Actualmente dirige nueve tesis de doctorado y cuatro de maestría.

La labor docente del doctor Morales se ha extendido más allá del campus de la UNAM, ya que ha impartido cursos de maestría en las universidades de: San Luis Potosí, Durango, Culiacán, Tuxtla Gutiérrez, Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y en el Tecnológico de Monterrey, campus Querétaro, y fuera de la República Mexicana en las universidades de San Carlos en Guatemala, de Loja en Ecuador y “Arturo Pratt” en Chile, por mencionar algunas.

Confirmando su liderazgo en investigación en el área de su especialización, e doctor Morales ha participado como responsable de tres proyectos PAPIIT, generando la publicación de dos libros, y en los que ha involucrado a alumnos de posgrado como colaboradores, y alumnos de licenciatura a través del Programa de Servicio Social.

El doctor Morales ha publicado 39 artículos de investigación, cinco de los cuales son de carácter internacional. Sobresale su trabajo: Bioclimatic adaptations to a house located in Acapulco, una vivienda ubicada en Acapulco, presentado en el Congreso Healthy Buiding 2000 realizado en la Ciudad de Espoo, Finlandia, al que asistió como representante único de México y donde fue reconocido, durante las relatorías, su trabajo por haber disminuido cinco grados la temperatura interior, respecto de la temperatura ambiente.

José Diego Morales Ramírez ha tenido una intensa participación institucional: como representante de la Facultad de Arquitectura en la revisión de la Norma Oficial Mexicana PROY‐NOM‐151‐SEMARNAT‐2006; en el proyecto denominado Edificios de Alto Rendimiento que forma parte del Proyecto General de Excelencia Global del Instituto Mexicano del Petróleo; como evaluador de proyectos de investigación en el CONACYT; así como miembro de las comisiones dictaminadoras de Opciones Técnicas de la ENP y de Arquitectura del Paisaje.

Por el liderazgo que mantiene en el área de su especialización y por el trabajo interdisciplinario que lo ha caracterizado a lo largo de su trayectoria académica en la Institución, el doctor José Diego Morales Ramírez es digno merecedor del Premio Universidad Nacional el área de Arquitectura y diseño.