Dra. María Luisa Rodríguez-Sala y Muro

Investigación en ciencias sociales

Pionera en los estudios sobre las instituciones científicas y tecnológicas y su comunidad en México, María Luisa Rodríguez-Sala y Muro da cuenta que con científicas como ella se demuestra que la ciencia en México y en América Latina viene de una gran y viva tradición. Formó parte de la “Generación Fundadora” de la entonces Escuela de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde obtuvo el título de licenciada en ciencias sociales, con la distinción magna cum laude; años después concluyó sus estudios de maestría en psicología social en la Facultad de Psicología de la UNAM. Posteriormente, consideró necesario profundizar sus estudios sobre historia para enfrentar adecuadamente su tema fundamental de investigación, obteniendo con mención honorífica, los grados de maestría y doctorado en historia de México.

Desde su ingreso al Instituto de Investigaciones Sociales (IISUNAM), la doctora Rodríguez-Sala incursionó, por primera vez, en el ámbito académico nacional, para realizar un análisis de interpretación socio-psicológica de las características que revistió el suicidio en el Distrito Federal y en el total del país durante las décadas de 1930 a 1970. Hacia finales de los años sesenta la doctora Rodríguez-Sala desarrolló la primera investigación que sobre la sociología de la actividad científica en México se llevó a cabo, y, a partir de este acercamiento estableció una segunda línea de investigación: El perfil de la ciencia y la actividad científica en México.

En los mismos años en que realizaba sus estudios estadísticos sobre el suicidio, publicó: Las instituciones de investigación científica en México, inventario de su estado actual (1970), obra prima que se convirtió rápidamente en un instrumento básico para la investigación sociológica sobre la actividad científica en el país, al mismo tiempo que daba sustento a los nuevos modelos de planeación de la ciencia y la tecnología. De 1989 a la fecha, esta línea de investigación se ha expandido para incluir en ella el estudio socio-histórico de la ciencia y la tecnología en el país, con trabajos predominantemente colectivos. Los aportes individuales de María Luisa Rodríguez-Sala en esta fase de investigación de una: Historia social de la ciencia y tecnología, han estado centrados en el rescate de las aportaciones de los científicos, técnicos y exploradores en dos escenarios espacio-temporales y sociales: La Nueva España y el Septentrión de los siglos XVI, XVII y XVIII. Bajo esta perspectiva, cobra sentido lo ocurrido durante estos siglos en la zona del Septentrión novohispano con la cantidad de exploradores, militares, misioneros y gobernantes que contribuyeron a la identificación de nuestro territorio y a la riqueza etnográfica que la habitaba. Tal como los describe en sus obras: Navegantes, exploradores y misioneros en el Septentrión novohispano, siglo XVI (1993); Gobernadores de Sonora y Sinaloa, Gobernadores de las Californias y otras más. Pero, su ámbito de estudio socio-histórico comprende, además, a los hombres de ciencias que actuaron en el México novohispano como ha quedado plasmado en sus obras Raíces de la cultura científico-tecnológica nacional, científicos y académicos del siglo XVI (1994) y; Letrados y técnicos, siglos XVI y XVII. Escenarios y personajes en la construcción de la actividad científica y técnica novohispana (2002).

En varias de estas investigaciones ha rescatado y difundido materiales histórico-científicos hasta ahora inéditos y obtuvo el reconocimiento internacional a través de una de sus publicaciones, la realizada por la Universidad de Huelva, España, en su serie Biblioteca Montaniana que lleva el título: Una misión científica de Felipe II en la Nueva España. La observación del eclipse de luna del 17 de noviembre de 1584. Asimismo se encuentra su obra más reciente en esta línea de investigación, conformada por diez volúmenes de la Serie Los Cirujanos de la Nueva España en la cual ha revisado y analizado el quehacer de quienes conformaron la comunidad de cirujanos novohispanos y el inicio del México independiente.

Otro tema de gran importancia abordado por la doctora Rodríguez-Sala es el de los estudios de la frontera norte de México. A partir de una estancia de investigación en la Universidad Autónoma de Baja California y en el Colegio de la Frontera Norte, realizó investigaciones en varios temas, entre ellos: Identidad cultural en grupos sociales de la zona fronteriza de Baja California, el cual abordó otra perspectiva interdisciplinaria a partir de un análisis de la significación y el sentido que une a la sociología con la semiótica. Otro estudio fue el de la comunidad científica en la frontera norte de México, mediante la creación y coordinación conjunta de una Red de Fronteras, grupo que, vía electrónica, vinculó durante varios años a los académicos, funcionarios y estudiantes interesados y comprometidos con los temas de Frontera.

Actualmente la doctora Rodríguez-Sala se desempeña como investigadora titular “C”, adscrita al Área de Estudios de la Educación y la Ciencia del IISUNAM; es miembro del Sistema Nacional de Investigadores con el nivel III, y mantiene el máximo nivel de estímulos dentro del Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo.

En estrecho vínculo con sus actividades de investigación y su compromiso con la docencia, ha impartido las asignaturas: técnicas de investigación estadística, psicología social, psicoestadística, estadística, temas selectos de filosofía: ciencia y sociedad, seminario de investigación monográfica I. También ha sido profesora visitante en la Universidad del Estado de México con cursos sobre método casuístico y metodología social y, desde hace varios años es profesora invitada permanente en la Universidad Autónoma de Sinaloa en sus sedes de Mazatlán y Culiacán, en donde imparte y asesora tesis en la maestría de ciencias sociales y da cursos en otras facultades. Durante los últimos diez años organizó el Seminario Permanente Institucional e Interdisciplinario de Ciencia y Tecnología y actualmente continúa coordinando la Red de Estudios de Ciencia y Tecnología.

Ha sido formadora de innumerables profesionales y académicos. Ha dirigido 23 tesis de licenciatura, dos asesorías en las maestrías en historia y en sociología, y dos en las licenciaturas de comunicación y de historia de México. Destacan entre sus premios y reconocimientos: la Medalla al Mérito Académico por 50 años; la Medalla Académica de la Sociedad Mexicana de Historia de la Ciencia y la Tecnología; la medalla “Gabino Barreda” por la maestría en historia; el premio maestro “Jesús Silva Herzog”; el reconocimiento “Sor Juana Inés de la Cruz”, y la beca de la Escuela de Estudios Hispano-Americanos, entre otros.

Cincuenta años, dos palabras que encierran una vida de trabajo de María Luisa Rodríguez-Sala en el Instituto de Investigaciones Sociales, quien ha venido construyendo su legado, fruto de la experiencia académica acumulada y de la semilla de orden y estudio que ha sabido sembrar en los jóvenes universitarios de muchas generaciones.

Destacados