Mtro. Jorge Alberto Chuey Salazar

Docencia en artes

Jorge Alberto Chuey Salazar, mejor conocido como “El Decano del dibujo en México”, a muy corta edad a orillas del Río Bravo, descubre su enorme fascinación por la bella expresión en el trazo en su natal Piedras Negras, Coahuila. Impulsado por su ávida necesidad de dibujar se traslada a la Ciudad de México para ingresar a la Academia de San Carlos y así alimentar su ferviente deseo por la manifestación artística.

Pronto se caracteriza por ser un alumno destacado en la carrera de dibujo publicitario, encuentra su mayor disfrute en el taller de Anatomía artística, asignatura impartida por el doctor Hermilo Castañeda, pues comparte con él la pasión por la estética del cuerpo humano y la ilustración científica; de igual manera se maravilla con los valores formativos de todos los profesores que forjan en él, el amor a la educación. Obtiene el mejor promedio de la generación y es merecedor de una beca, que no sólo le ofrece un apoyo económico, sino que le otorga los cimientos de la hermosa labor de la docencia en el año 1964 como ayudante de profesor y un año más tarde se incorpora a la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) como profesor de asignatura.

Desde sus inicios muestra su incansable participación como docente en la ENAP, realiza aportaciones de suma importancia académica, con propuestas a los programas sobre la asignatura de dibujo, iniciativas de innovación metodológica, investigaciones y materiales didácticos en torno a la enseñanza y educación artística.

Comprometido con la formación de artistas visuales y diseñadores, realiza una serie de ponencias que se convierten en el apoyo e interés académico para recuperar el dibujo como un eje relevante; entre las ponencias más sobresalientes se encuentran: “El manantial del Dibujo” y “Dibujo, el Manifiesto; un ensayo de Jorge Chuey”. Es importante señalar que el maestro se ha convertido, gracias a su dedicación académica y trayectoria, en un referente en los trabajos de investigación en el área de dibujo.

Su ímpetu por la bellas artes lo han llevado a compartir sus enseñanzas y propuestas con estudiantes y colegas mediante innumerables cursos, eventos académicos de intercambio y conferencias magistrales que han traspasado las fronteras de nuestra Institución, para trasladarse a todo el país y visitar universidades de los Estados de Coahuila, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Puebla, Veracruz y Sinaloa, donde recuerdan su estancia por su calidad humana, ética profesional y simplemente por la presencia de una gran personalidad del dibujo nacional.

Su participación constante en otros estados no ha sido impedimento para su labor institucional pues ha colaborado en cargos académico-administrativos, como parte de diversas comisiones y cuerpos colegiados, entre los que destacan la Comisión Revisora de Planes y Programas de Estudios de la ENAP, la Comisión Dictaminadora de Dibujos y Modelado de la Escuela Nacional Preparatoria de nuestra Casa de estudios, y la Coordinación del Consejo Académico del Área de las Humanidades y de las Artes; es miembro también del Subcomité de Tutores de Posgrado y de Licenciatura de la ENAP, de la Comisión Dictaminadora de la Licenciatura de Arquitectura de la Facultad de Arquitectura, en cargos como Secretario General, Secretario Académico de licenciatura y Secretario Académico de Posgrado en la ENAP.

Como artista, la difusión de su obra no se ha hecho esperar y es que su manifestación pictórica es tan vasta, que le ha permitido participar en más de 100 exposiciones colectivas e individuales en México, en el interior de la República, así como en muestras internacionales en países como Estados Unidos, España y Cuba.

Es importante señalar que, en los cuarenta y cinco años de servicio docente, el maestro Jorge Chuey ha dirigido y asesorado alrededor de cien tesis aprobadas para exámenes profesionales y de grado, y su participación ha sido también activa como jurado en más de ciento cincuenta exámenes profesionales de licenciatura y de maestría. Actualmente es profesor titular “C” de tiempo completo definitivo, donde con esmero realiza labor docente con estudiantes de primer ingreso, quinto y sexto semestres en las licenciaturas de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM; además cuenta con el máximo nivel dentro del Programa de Primas para el Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo (PRIDE).

En resumen Jorge Chuey Salazar es el ejemplo de un artista entregado al verdadero espíritu universitario, orgulloso ejemplar coahuilense, guía apasionado de las nuevas generaciones de artistas y poseedor de una gran calidad humana.