Dr. Germán Buitrón Méndez

Innovación tecnológica y diseño industrial

Su área de investigación se enfoca al tratamiento biológico de efluentes contaminados por compuestos tóxicos orgánicos. El objetivo es estudiar los fenómenos, el desarrollo y la concepción de procesos de tratamiento eficaces, que tengan la capacidad de mantener a un nivel máximo el potencial de los microorganismos utilizados para el tratamiento de efluentes contaminados. El enfoque de sus investigaciones es multidisciplinario por lo que labora al lado de ingenieros químicos, civiles, en electrónica, biólogos y químicos.

Académico formado originalmente en la UNAM, en la que logró un lugar destacado como estudiante de licenciatura, recibió una beca del gobierno francés y el CONACyT, con cuyos apoyos obtuvo la maestría y posteriormente el doctorado en el Instituto National de Sciencies Apliquées de Toulouse, Francia, en el área de Ingeniería del Tratamiento y Depuración de Aguas.

Al iniciar su carrera académica en el Instituto de Ingeniería enfoca su interés en el tratamiento de aguas residuales industriales. En nuestro país la generación de este tipo de agua es de alrededor de 80 m3/s. El 44% de dicha agua es producido por las industrias químicas, farmacéuticas, del petróleo, textil, siderúrgica, eléctrica, de papel y celulosa. Estos efluentes están contaminados por compuestos orgánicos, considerados como tóxicos y/o persistentes, por ello es necesario darles un tratamiento adecuado para evitar su acumulación en el medio ambiente y para estar en condiciones de reutilizar el agua tratada, toda vez que de los estudios realizados se desprende que la mayor actividad industrial se concentra en lugares donde el agua es escasa.

El grupo de investigación iniciado en 1994 por el doctor Buitrón se ha desarrollado de manera constante y con una calidad en sus productos. Los resultados de sus investigaciones han sido publicados en revistas con difusión internacional y arbitraje estricto; asimismo, los resultados de su trabajo de investigación también han sido publicados in extenso en memorias de congresos nacionales e internacionales, artículos de revistas nacionales e informes de proyectos a patrocinadores.

Entre los productos más destacados de su trabajo encontramos aportes al desarrollo de innovaciones tecnológicas en el proceso de tratamiento discontinuo con biomasa fija; la automatización y control de procesos biológicos; el desarrollo de procesos anaerobios/aerobios, y la estandarización de pruebas de biodegradabilidad anaerobias y aerobias.

Respecto del proceso discontinuo con biomasa fija, desarrolló un proceso para degradar aguas residuales por medio de un reactor discontinuo empacado con un material de bajo costo (tezontle), mediante el cual los tóxicos presentes en las aguas industriales pueden ser degradados de manera rápida y efectiva. La ventaja de este proceso es que se disminuye el volumen del reactor hasta diez veces comparado con los procesos convencionales.

En torno a la automatización y control de procesos biológicos, ha desarrollado metodologías de control de procesos capaces de optimizar su operación sin necesidad de medir en línea la concentración del tóxico; de esta manera se logra que los tiempos de degradación se reduzcan significativamente. En el grupo se han desarrollado varios métodos de control del proceso: para el caso de los reactores aerobios el control se basa en la medición de un parámetro simple (oxígeno disuelto); por el resultado de este desarrollo el doctor Buitrón Méndez fue distinguido con el Premio AIDIS Argentina y el “León Bialik” a la Innovación Tecnológica 2000. Un aspecto relevante a destacar es el hecho de que la excelente integración del doctor Buitrón con los investigadores en el área de automatización les ha permitido ser reconocidos como líderes en lo referente al control de bioprocesos. Actualmente preparan una patente para uno de los métodos de control desarrollados por dicho grupo.

En cuanto al desarrollo de procesos anaerobios/aerobios, han desarrollado dos tipos de procesos para el tratamiento de efluentes tóxicos, tema sobre el cual su grupo es pionero a nivel internacional. En un tipo de proceso se utilizan dos tanques (uno anaerobio y otro aerobio) y, en el otro proceso ambas fases se presentan en un tanque. Con el proceso acoplado se logra la completa mineralización de los compuestos tóxicos. En particular, estos procesos han sido aplicados al caso de las aguas residuales de las industrias textiles y farmacéuticas.

Por esta línea de investigación el doctor Buitrón recibió el Premio “Ricardo J. Zevada” para apoyo a proyectos de investigación.

En lo que corresponde a la estandarización de pruebas de biodegradabilidad anaerobias y aerobias, el grupo ha insistido en el estudio de los aspectos fundamentales que mayor influencia tienen sobre el resultado de la prueba. El reconocimiento de la experiencia generada en esta área se hace patente en la invitación formulada por el Centro Conjunto de Investigación Europeo para participar en Ispra, Italia, en el taller donde discutieron aspectos tendientes a la armonización y posterior estandarización de las pruebas de biodegradabilidad. Sobre este particular ha desarrollado, en colaboración con el área de Instrumentación, dos dispositivos prototipo para medir la biodegradabilidad anaerobia y aerobia.

Una de sus mayores preocupaciones ha sido el aplicar los conocimientos a los problemas del país, por lo que ha participado en actividades de colaboración institucional con la Comisión Nacional del Agua. Por ejemplo en el estudio del impacto creado por la operación de un sedimentador de 200 mil m3 usado en el proceso de generación de energía de la central hidroeléctrica de Agua Prieta, Jalisco, y en la realización de estudios para determinar la calidad del agua de los pozos que abastecen a la ciudad de Pachuca, Hidalgo.

Por su relevante trabajo ha obtenido los premios AIDIS Argentina, otorgado en el XXVI Congreso Interamericano de AIDIS, en Lima , Perú; “Ricardo J. Zevada”, para apoyo a Proyectos de Investigación de Jóvenes Investigadores; “León Bialik” a la Innovación Tecnológica; y el “Ing. Pedro J. Caballero 2002”, otorgado por la Federación Mexicana de Ingeniería Sanitaria y Ciencias Ambientales, A. C. Miembro regular de la Academia Mexicana de Ciencias.

Obtuvo mención honorífica en la licenciatura y la distinción Très Honorable avec Félicitations du Juré en el doctorado. Actualmente es distinguido con el SNI II y el PRIDE D.