Dra. Greta Rivara Kamaji

Docencia en humanidades

Uno de los temas centrales que define la trayectoria académica de Greta Rivara Kamaji, profesora de la Facultad de Filosofía y Letras, ha sido el rescate de filosofías poco estudiadas y particularmente de aquellas escritas por mujeres.

En ese sentido, cabe señalar que en los últimos años Greta Rivara fue coordinadora y co-coordinadora de varios coloquios que tenían como tema central las mujeres en la filosofía. Uno de éstos fue De filósofas y otras excluidas: la otra filosofía, llevado a cabo en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. El discurso excluido: mujeres y filosofía, efectuado conjuntamente con la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. En los títulos de estos eventos se resumen algunas de las preocupaciones que han guiado el quehacer académico de Greta Rivara.

Ha publicado artículos, participado en proyectos de investigación colectivos –uno de ellos titulado Filosofía de la educación y género, cuya responsable fue Graciela Hierro, una notable feminista– e impartido conferencias, bajo la perspectiva de género desde la mirada filosófica. Pero quizá, lo más importante es que su quehacer académico ha gravitado sobre una mujer: María Zambrano, una de las filósofas más relevantes del siglo XX.

Los aportes de María Zambrano, sin embargo, estaban prácticamente ausentes de los debates de nuestra comunidad filosófica, pese a que uno de los grandes méritos de la filósofa española fue demostrar que la filosofía en castellano es una fuente inagotable de pensamiento. Rescatar sus planteamientos, difundirlos, enseñarlos e investigarlos ha sido uno de los mayores empeños de la doctora Greta Rivara, filósofa también, formada en la Facultad de Filosofía y Letras, donde estudió la licenciatura, la maestría y el doctorado.

Al impulsar dentro de la comunidad universitaria el estudio de María Zambrano, Greta Rivara no sólo contribuía a formar una corriente de análisis y a fomentar entre sus alumnos el estudio de temas de filosofía española como parte medular del quehacer filosófico, sino que ella misma se nutría de los conocimientos de la mujer objeto de sus análisis. Hoy, es reconocida como una de las pocas especialistas en su colega española.

Otros temas recurrentes en su trayectoria académica han sido la ontología contemporánea, la hermenéutica, el pensamiento del alemán Friedrich Nietzsche –por quien seguramente aprendió no sólo la lengua alemana sino el alemán filosófico– y de Martin Heidegger, la filosofía de la religión y la ética. Greta Rivara fue siempre una alumna brillante: terminó la licenciatura en filosofía con promedio general de 9.64 y obtuvo mención honorífica en su examen profesional. Concluyó la maestría con promedio de diez y se graduó también con mención honorífica; se doctoró con la tesis Ontología y humanismo en la obra de María Zambrano también con mención honorífica. Obtuvo la medalla Alfonso Caso por sus estudios de maestría y de doctorado. En 1994, un año después de obtener el título de licenciada en filosofía, se incorporó a la planta docente de la Facultad de Filosofía y Letras como profesora de asignatura; posteriormente, fue profesora asociada C de tiempo completo interina, y actualmente es titular A de tiempo completo definitiva, adscrita al Colegio de Filosofía de la Facultad.

En todos estos años, ha impartido las cátedras de Temas Contemporáneos de Ontología y Metafísica, Ontología Contemporánea, Ética Contemporánea, Introducción a la Filosofía y Ética. Como docente, la misión de Greta Rivara es que sus alumnos tengan una formación de calidad, pero también plural e incluyente. Por ello, la filósofa no se ha conformado únicamente con impartir su cátedra sino que se ha impuesto como tarea realizar todas aquellas actividades fuera de las aulas que sirvan como extensión académica y eleven el nivel de instrucción de sus alumnos.

Por ello, ha participado en numerosas cátedras extraordinarias, cursos colectivos y de actualización, en la Facultad; ha sido coordinadora de diversos coloquios y ha impartido sesiones en varios diplomados efectuados también en la facultad y en otras entidades de la UNAM, así como en otras instituciones.

A lo largo de su trayectoria académica, ha asesorado varias tesis de nivel de licenciatura y de posgrado y ha participado como integrante del jurado de innumerables exámenes profesionales y de grado. Ha colaborado también en cuatro proyectos colectivos de investigación y es autora de dos libros: La tiniebla de la razón: la filosofía de María Zambrano y El ser para la muerte: una ontología de la finitud (fragmentos para una reflexión sobre la muerte), este último, un texto básico para los estudiantes de licenciatura y posgrado interesados en la ontología contemporánea.

La joven filósofa, también, ha dictado conferencias y ha asistido como ponente en congresos, simposia, coloquios y mesas redondas en el Instituto Nacional de Antropología e Historia, las universidades Continental, Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Autónoma de Puebla, de Guadalajara, Veracruzana, Autónoma Metropolitana, Autónoma de Aguascalientes y, desde luego, la propia UNAM, entre otras. La amplia producción editorial de Rivara –coordinación y publicación de artículos en libros colectivos, autoría de textos en revistas especializadas y coordinación de números en otras, elaboración de introducciones en libros– ha contribuido de manera definitiva a que sus alumnos conozcan y discutan las aportaciones que ella y otros profesores han hecho a diferentes temas de filosofía.

Miembro del Comité Académico del Programa de Maestría y Doctorado en Filosofía, así como de la Comisión Dictaminadora del Colegio de Filosofía –ambos de la Facultad de Filosofía y Letras–, entre otros cuerpos colegiados a los que pertenece, también ha desempeñado diversos cargos académico-administrativos, entre los que destaca la titularidad de la Secretaría Académica de la Coordinación del Colegio de Filosofía.

La doctora Greta Rivara Kamaji es uno de los mejores ejemplos de la nueva generación de académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México: jóvenes, con niveles de excelencia, formados en ella y con un gran compromiso con nuestra máxima Casa de Estudios.