Cineasta Fernando Eimbcke Damy

Creación artística y extensión de la cultura

Fernando Eimbcke Damy es un joven cineasta egresado del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México, con una brillante trayectoria artística y profesional. Su trabajo fílmico ha representado a México en los festivales más importantes de nuestro país y del extranjero, haciéndose acreedor a múltiples premios y reconocimientos.

De 1992 a 1996, estudió realización cinematográfica en el CUEC. Al concluir sus estudios universitarios llevó a cabo talleres de perfeccionamiento de guión con Syd Field, Paula Markovitch y Marcelo Bernengo. En 2006, ingresó al Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

En el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos ha impartido los talleres de montaje para estudiantes del octavo semestre y el de realización, para tesistas. Asimismo ofreció la plática: Actuación en el cine, y participó como jurado para seleccionar la 8a ópera prima de este centro.

En el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes fungió como miembro de las comisiones de selección para otorgar el apoyo a proyectos y coinversiones culturales en el área de medios audiovisuales, y para la evaluación de los integrantes del Sistema Nacional de Creadores de Arte en la misma área.

En el medio internacional formó parte del jurado para otorgar el premio Sundance/NHK, en Estados Unidos.

En 1993, su primer ejercicio fílmico: Disculpe las molestias, participó en el IX Encuentro de Cine de América Latina en Tolouse, Francia y en elInternational Student Film Festival en San Diego, California, Estados Unidos y en Tijuana, México. En 1996, su ejercicio de segundo año de documental: No todo es permanente, fue apoyado por el Programa de Coinversión Cultural del FONCA. Este cortometraje participó en la XI Muestra Internacional de Cine en Guadalajara, Jalisco y fue nominado al “Ariel” como mejor cortometraje documental por la Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográficas.

En 2001, su proyecto La suerte de la fea...a la bonita no le importa, ganó el Primer Concurso de Cortometraje convocado por el Instituto Mexicano de Cinematografía, obtuvo mención honorífica en el Festival de Cortometraje Cuadro 2002, Ciudad de México y formó parte de la selección oficial y del Opening Screenning en la Casa de las Culturas del Mundo, en el Interfilm Berlín.

En 2003, Fernando fundó, en sociedad con Christian Valdelièvre y Jaime Ramos, la compañía productora Cinepantera con la que produjo, en 2004, su ópera prima: Temporada de patos, una película que, gracias al equipo de trabajo formado en su mayoría por egresados del CUEC, reflejó un profundo espíritu universitario. La película se presentó en el festival de Guadalajara en donde ganó el premio FIPRESCI de la crítica internacional, además de nueve premios Mayahuel incluyendo: mejor película, mejor director, mejor guión y mejor ópera prima. Gracias a esta película, Fernando Eimbcke recibió el premio como mejor director en el 45 Festival Internacional de Cine en Tesalónica, Grecia. La película obtuvo el Gran Premio del Jurado, como mejor película en el Festival de Los Ángeles AFI y fue nominada como mejor película extranjera en los Independent Spirit Awards. En el marco del Festival de Sundance, la revista Variety consideró a Fernando Eimbcke como uno de los diez directores que ver. En 2005, la película obtuvo once arieles. El capítulo final de Temporada de patos se cerró cuando Alfonso Cuarón, en sociedad con Warner Independent, distribuyó la película en el territorio de Estados Unidos, donde tuvo una excelente recepción por parte del público y de la crítica especializada; entre las que destacó la que escribió Manola Darghis para el New York Times.

En 2006, Fernando Eimbcke fue invitado a participar en el Sundance Institute Screenwriters Lab en Utah, Estados Unidos, ahí trabajó, junto con Paula Markovitch, el guión: Lake Tahoe, proyecto fílmico que posteriormente recibió el reconocido premio Sundance/NHK 2006. Más adelante Eimbcke reunió de nuevo a un equipo formado, en su mayoría, por egresados del CUEC para filmar Lake Tahoe y en febrero de 2008 la película representó a México en la sección oficial del Festival Internacional de Berlín, Alemania. La película regresó a México con el premio FIPRESCI de la crítica internacional y con el premio “Alfred Bauer” que reconoció la innovación cinematográfica. Lake Tahoe formó parte de la sección oficial del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, Eimbcke fue merecedor del premio como mejor director. En la Semana Internacional de la Crítica Cannes 2008, Lake Tahoe recibió el reconocimiento FIPRESCI como revelación del año. Meses después, la película fue invitada a participar en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, España, dentro de la sección: Perlas de otros festivales, sección en la que participaron cineastas como Woody Allen y los hermanos Coen. En 2009, Lake Tahoe representó a México en la terna como mejor película de habla hispanoamericana de los premios “Goya” de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, y en el 49 Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, Colombia. Asimismo, recibió el premio “India Catalina” como mejor película, mejor guión y mejor fotografía. Este filme, en la 51 entrega de los premios “Ariel”, recibió tres reconocimientos por: mejor co- actuación masculina, mejor director y mejor película.

Fernando Eimbcke es un universitario que se siente orgulloso de serlo y una persona que siempre ha manifestado un profundo agradecimiento hacia el CUEC y a la Universidad Nacional, así lo demostró cuando tras recibir el “Ariel” en 2005 por Temporada de patos y en 2009 por Lake Tahoe dio las gracias, tanto al CUEC como a la UNAM.

Fernando Eimbcke finalizó un cortometraje para conmemorar los 100 años de la revolución mexicana y escribe lo que será su nuevo proyecto cinematográfico con el que ganó la beca del Tribeca Film Institute (antes Rockefeller). Todos y cada uno de sus proyectos fílmicos exhiben un profundo y auténtico espíritu universitario, porque fue en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde este cineasta, considerado una de las voces más sólidas en México y en el mundo, se formó.