Dra. Norma Adriana Valdez Cruz

Innovación tecnológica y diseño industrial

Norma Adriana Valdez Cruz obtuvo el título de Químico farmacobióloga en la Universidad Autónoma de Baja California (1998) y el grado de doctora en Ciencias Bioquímicas (2004) en el Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (IBT-UNAM); además, la calidad de su tesis doctoral la hizo acreedora, en 2006, a la Medalla Alfonso Caso. En 2004, se integró como posdoctorante a la Corporación para Investigaciones Biológicas, de Colombia, en colaboración con la Universidad de Sussex, Inglaterra, para desarrollar un proyecto sobre biotecnología y control biológico financiado por la Wellcome Trust.

En 2005, fue contratada por la empresa mexicana Probiomed S. A. de C. V., como científica de desarrollo analítico; en 2006, se incorporó al IBT-UNAM, como investigadora asociada “C” de tiempo completo y, en 2010, se integró al Instituto de Investigaciones Biomédicas, como investigador titular “A” de tiempo completo, donde se desempeña actualmente.

Su tesis doctoral titulada “Caracterización bioquímica y funcional de la fosfolipasa A2 heterodimérica Phaiodactylipina perteneciente al grupo III” derivó en la publicación de dos artículos en revistas internacionales indizadas, y en otros cuatro artículos indizados, caracterizando los componentes del veneno de alacranes americanos. Asimismo, su trabajo doctoral constituyó parte de la patente aprobada en 2008 en Estados Unidos de América: US 7 335 759 B2 Recombinant Inmunogens for the Generation of Antivenoms to the Venom of Scorpions of the Genus Centruroides. Esta invención atañe a genes que codifican para toxinas de alacrán y sus correspondientes polipéptidos; para la generación de anticuerpos que reconozcan y neutralicen componentes del veneno de alacranes, así como para vacunas que evitan el envenenamiento por picadura de alacrán del género Centruroides. El aporte específico de la doctora Valdez a la patente fue la caracterización de 23 genes de toxinas que modifican los canales de sodio y nueve genes de toxinas similares que afectan los canales de potasio.

En su calidad de científica de desarrollo analítico en Probiomed, S. A. de C. V., centró sus intereses en la caracterización bioquímica y estructural de proteínas recombinantes provenientes de cultivos bacterianos y células animales. Demostró la identidad proteica de biosimilares con respecto a aquéllos de patente, entre los que sobresalen la identidad del Filgrastim recombinante humano (factor estimulador de granulocitos) y el Interferón Beta recombinante humano. Dichas contribuciones ayudaron a la empresa asegurar la calidad de sus productos, demostrar su equivalencia y, por lo tanto, aumentar sus ventas en México y sus exportaciones a Centroamérica y Sudamérica.

Como investigadora del grupo del doctor Tonatiuh Ramírez del IBT-UNAM, la doctora Valdez continuó con su trabajo científico y estrechó su colaboración con Probiomed, S. A. de C. V. Es así como entregó siete reportes tecnológicos sobre la caracterización de biosimilares recombinantes humanos, como el Interferón Beta, la Eritropoyetina Filgrastim y el dna residual en muestras inyectables. Este conocimiento permitió establecer los cimientos de lo que ahora es su línea de investigación: el estudio de los eventos moleculares determinantes en la producción de proteínas recombinantes y los metabolitos de interés, en bacterias y células de mamífero. Los resultados de estos siete reportes tecnológicos fueron presentados en congresos nacionales e internacionales, en memorias in extenso, y la discusión científica de los mismos fue publicada en dos artículos de revisión en 2010 y 2011 en revistas internacionales indizadas. Durante su estancia en el grupo del doctor Ramírez, la doctora Valdez colaboró en el proyecto Characterization of N-glycosylation of Recombinant Influenza protein, de la empresa Protein Sciences Corp., caracterizando la estructura secundaria de la proteína que conforma la vacuna contra la influenza.

La doctora Valdez lideró una parte del proyecto Optimización y Escalamiento de los Procesos Biotecnológicos para la Producción del Precursor Shikimato, para la Transformación Química de este Compuesto en el Antiviral Oseltamivir (Tamiflu®), con fines de tratamiento contra la influenza, el cual fue realizado en colaboración con los doctores Francisco Bolívar Zapata y Tonatiuh Ramírez.

Basados en cepas del doctor Bolívar, la doctora Valdez colaboró en el desarrollo de un proceso tecnológico industrial y económicamente viable, que provee a nuestro país de un bioproceso propio que hace posible producir ácido shikímico y estar preparados en caso de pandemia.

En la actualidad, su grupo de investigación se ha enfocado en la comprensión y mejoramiento de la producción de biofármacos de alto valor agregado en cultivos bacterianos, de levaduras y células de mamífero, trabajo financiado con donativos del Conacyt y la Dirección General de Asuntos del Personal Académico (DGAPA). También con financiamiento del Conacyt, han trabajado en la producción de antígenos recombinantes para nuevas vacunas y nuevas formas de diagnóstico de enfermedades como la tuberculosis. Además, ha analizado los inhibidores del crecimiento de las células tumorales, producidos por hongos que se conocen en la medicina tradicional colombiana; parte de los datos referentes a esta investigación fueron publicados en un artículo científico indizado en 2009.

Desde junio de 2011, incursionó en el diseño de nuevas estrategias para la producción de anticuerpos monoclonales recombinantes producidos en células de mamíferos, en colaboración con el doctor Alejandro Alagón y, recientemente, comenzó con la producción de biomateriales con actividad enzimática en bacterias y estableció una colaboración con la empresa Biofábrica Siglo XXI, S. A. de C. V., para la caracterización molecular, bioquímica y funcional de bacterias (Bacillus) fijadoras de fósforo.

Ha participado en la publicación de 16 artículos en revistas indizadas, en seis de ellas como primera autora, y en una patente registrada en Estados Unidos. Además, también como primera autora, publicó dos capítulos de libros científicos y dos artículos y un capítulo en libros de divulgación.

Respecto de la formación de recursos humanos, ha titulado a cuatro estudiantes de licenciatura y dos estudiantes de maestría, y actualmente dirige a uno de licenciatura, tres de maestría y dos de doctorado. De las tesis de licenciatura dirigidas por la doctora Valdez, una obtuvo el Premio al Mejor Trabajo

Dirigido de Grado, otorgado por la Universidad Nacional de Colombia en 2008, y otras dos, el reconocimiento y mención honorífica al Mejor Protocolo de Tesis de Licenciatura Sergio Sánchez Esquivel, en 2011 y 2013, respectivamente.

La doctora Valdez ha dictado tres conferencias magistrales en eventos internacionales y ha presentado más de 40 trabajos en eventos académicos nacionales e internacionales.

Por la repercusión e importancia de su trabajo científico en la mejora del área biotecnológica farmacéutica y agronómica mexicana, la doctora Valdez es hoy digna merecedora del Reconocimiento Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos 2013 en el área de Innovación tecnológica y diseño industrial.