Dr. Hugh Drummond

Investigación en ciencias naturales

Mexicano por naturalización, Hugh Drummond se formó inicialmente como abogado y luego como lingüista aplicado y llegó a México en 1970 para educar a maestros de inglés. Durante los cinco años que ejerció esta profesión, dedicó parte de su tiempo libre a estudiar etología, disciplina que investiga la conducta de los animales, y fue así que decidió cursar un doctorado en Psicología Comparativa y Etología en la Universidad de Tenessee, Estados Unidos. En 1980 regresó a México, en respuesta a la invitación del entonces director del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el doctor José Sarukhán, e inició el primer programa de investigación independiente en Ecología Conductual en nuestro país.

El doctor Drummond es actualmente investigador titular “C” de tiempo completo, adscrito al Instituto de Ecología (IE) de la UNAM; pertenece al Sistema Nacional de Investigadores con el nivel III, y mantiene el máximo nivel de estímulos en el Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo.

Fue fundador de la ecología conductual en México, disciplina central de la ecología moderna, y también del IE de la UNAM. Sus artículos y capítulos de libros han sido citados en 1,837 ocasiones en la literatura científica, y su investigación ha merecido el reconocimiento de sociedades científicas de relevancia mundial como la American Ornithologists Union y la Animal Behaviour Society, la cual, en 2011, le otorgó el Quest Award por su "destacada contribución fundamental en comportamiento animal” a lo largo de su vida.

Ha dictado conferencias magistrales en los congresos anuales de distintas sociedades científicas internacionales, así como en las universidades de Oxford, Glasgow, Southampton y Nacional de Colombia, además de 26 seminarios por invitación en universidades de Estados Unidos, Gran Bretaña y Suiza, y numerosas conferencias en México.

Su investigación es diversa, abarca la conducta alimenticia y el aprendizaje de serpientes, la conducta social y reproductiva de las lagartijas, la dispersión natal, la evolución de la proporción de sexos de la progenie, el conflicto padre-hijo, la evolución de la monogamia y la ontogenia de las historias de vida. Sin embargo, su contribución más importante se ha centrado en desentrañar los factores y mecanismos que modulan el conflicto entre hermanos en diferentes especies de vertebrados.

Su extraordinario programa de investigación sobre el conflicto agresivo entre crías hermanas del pájaro bobo de patas azules se ha sostenido durante 34 años, en una pequeña isla oceánica sin población humana permanente y carente de agua dulce. Cada año el doctor Drummond y sus estudiantes se han instalado en tiendas de campaña en la Isla Isabel, a 30 km de la costa, y realizado su exploración durante al menos cinco meses. Dicha investigación ha abarcado la evolución, la función, el control y la ontogénesis del comportamiento, así como las consecuencias de la agresión para el desarrollo fisiológico, morfológico y conductual del adulto. Esto ha permitido entender el desarrollo de las relaciones de dominancia-subordinación y de las jerarquías lineales; el papel del alimento, la edad y el tamaño sobre el control de la agresión; la influencia de la testosterona y la corticosterona en la agresión; los efectos de la agresión sobre la inmunidad, y la evolución de la sumisión y la resistencia al dominio.

En los 35 años que ha realizado investigación en la UNAM, el doctor Drummond ha impartido cursos y dirigido 66 tesis en la UNAM y otras universidades, fomentando la formación posterior de muchos de sus tesistas en Estados Unidos y Gran Bretaña. Además, ha coordinado e impartido talleres en la Facultad de Ciencias durante 11 años y el Curso Internacional ‘Bases Biológicas del Comportamiento’, en Tlaxcala, durante 16 años. Por este enorme compromiso con la docencia y la formación de estudiantes, la ecología conductual es ahora una de las áreas más fuertes y productivas del IE, y 19 exalumnos del doctor Drummond ocupan hoy puestos de profesor o investigador en la UNAM (en el IE y en el Centro de Investigaciones en Ecosistemas) y en otras diez universidades.

Ha laborado durante 18 años en la conservación y la restauración del Parque Nacional Isla Isabel. Por ejemplo, él diseñó y coordinó un exitoso programa de erradicación de gatos ferales (el primero en una zona tropical en el mundo) y llevó a cabo un programa de educación ambiental para reducir el impacto de los pescadores sobre la isla y mejorar sus condiciones de vida. Además, ha divulgado su trabajo científico y de conservación al público general, a estudiantes de secundaria, preparatoria y licenciatura, y en las escuelas de las comunidades de pescadores de Nayarit, impartiendo 73 conferencias y pláticas, publicando 19 artículos de difusión y participando en entrevistas y programas de radio y televisión.

En lo que respecta a su contribución institucional, fue coordinador del Posgrado en Ecología del entonces Centro de Ecología, a través de la Unidad Académica de los Ciclos Profesional y de Posgrado, en la década de los ochenta. Asimismo, fue jefe del Departamento de Ecología Evolutiva del IE. Ha intervenido en docenas de consejos, comités y comisiones evaluadoras y dictaminadoras en diversos institutos, facultades y otras dependencias de la UNAM, así como en instituciones foráneas, como el Instituto de Ecología A. C., y sociedades científicas internacionales.

El doctor Hugh Drummond es un universitario ejemplar que ha inspirado a varias generaciones de jóvenes biólogos; su compromiso y tesón lo han llevado a convertirse en un líder internacional en su campo y, derivado de sus esfuerzos, la ecología conductual de la UNAM y del país figuran en el mapa mundial. Por ello, es merecidamente ganador del Premio Universidad Nacional 2015, en el área de Investigación en ciencias naturales.