Dr. Sergio Fernando Martínez Muñoz

Investigación en humanidades

El doctor Sergio Fernando Martínez Muñoz nació en Guatemala en 1950. Culminó sus estudios de licenciatura en Matemática en la Universidad del Valle de Guatemala en 1973, y los de especialización en Matemática Aplicada en la Universidad Trier-Kaiserslautern, en Alemania, entre 1974 y 1975. Asimismo, obtuvo el grado de maestro en Historia y Filosofía de la Ciencia en 1983, maestro en Matemática Pura en 1986, y doctor en Filosofía de la Ciencia en 1987, todos en la Universidad de Indiana.

Fue profesor en la Universidad DePauw entre 1986 y 1987. Durante dos veranos, fue profesor invitado en la Universidad Autónoma Metropolitana, campus Iztapalapa, y en el Instituto de Investigaciones Filosóficas (IIFs) de la UNAM. En 1988, realizó una estancia de investigación en la Universidad de Chicago y, en noviembre del mismo año, ingresó como investigador titular “A” al IIFs, en el que fue promovido a los niveles “B” y “C” en 1992 y 1998, respectivamente.

Ha sido distinguido con el Reconocimiento Catedrático UNAM Nivel II, y con la Cátedra Patrimonial de Excelencia Nivel III del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Actualmente, continúa adscrito al IIFs, mantiene el máximo nivel de estímulos del Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo (PRIDE) desde 1993, y forma parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Conacyt con el nivel III.

Ha publicado cinco libros, tres de ellos en coautoría, y seis más como compilador; además de 38 artículos en revistas especializadas del más alto nivel, entre las que se cuentan: Synthese, Philosophy of Science y Philosophy and Psychology, y en las revistas de más prestigio en filosofía en español, como Crítica, Diánoia y Theoria; además de 40 artículos en antologías y cuatro en memorias de congresos. Tiene dos artículos pendientes de dictamen y un capítulo en prensa. Sus libros como autor son De los efectos a las causas. Sobre la historia de los patrones de explicación científica (1997) y Geografía de las prácticas científicas: racionalidad, heurística y normatividad (2003).

En la década de los noventa, promovió el área de investigación en Historia y Filosofía de la biología, en colaboración con académicos pertenecientes a diversas entidades de la UNAM. Hoy en día, dicha área es una de las más productivas de la filosofía en México y también en el ámbito internacional. Ha dirigido diferentes grupos de investigación y, actualmente, dirige dos dedicados a temas relacionados con la biología, las ciencias cognitivas para las ciencias sociales, la epistemología y la filosofía de la ciencia. Estos equipos de investigación han formado redes investigativas con grupos de Barcelona, Madrid y Shanghái, y han iniciado colaboraciones con grupos establecidos en Cambridge y Helsinki.

Ha sido responsable o corresponsable de diez proyectos apoyados por la Dirección General de Asuntos del Personal Académico, el Conacyt, instituciones de Europa y China. Estos proyectos han constituido la base para el desarrollo de los grupos de investigación ya mencionados, así como para la realización de más de 20 eventos académicos de carácter internacional, con sede en México y en el extranjero, cuya organización ha estado a su cargo.

En virtud de su reconocimiento internacional, ha sido invitado a dictar más de 120 conferencias en congresos especializados, en 18 países diferentes y en 12 entidades federativas de la República mexicana, con lo que ha contribuido a entablar un intercambio constante de ideas filosóficas y a vincular al IIFs con otras universidades del mundo.

Su labor en la formación de recursos humanos ha sido excepcional por la calidad ampliamente reconocida de sus cursos, así como por el profesionalismo y el ímpetu que le han caracterizado a través de la formación de nuevas generaciones. Ha impartido, ininterrumpidamente, más de 80 cursos en la UNAM. Su trabajo como director de tesis es, de igual forma, sobresaliente: ha dirigido 48 tesis concluidas (nueve de licenciatura, 27 de maestría y 12 de doctorado) y varios de estos trabajos han sido premiados; actualmente, dirige una tesis de licenciatura, tres de maestría y ocho de doctorado.

Fue uno de los fundadores del posgrado en Filosofía de la Ciencia, ha formado parte del Comité Académico durante varios periodos y siempre ha estado involucrado en diferentes comités del posgrado. Debido a sus amplios conocimientos en diferentes áreas de la filosofía y a su trayectoria, continuamente se solicita su apoyo en procesos de dictamen y evaluación. Durante décadas, ha arbitrado proyectos de investigación para muchas instituciones en Iberoamérica, así como artículos para las mejores revistas, tanto en español como en inglés.

Ha participado en diversas comisiones del Conacyt: como miembro y presidente de la Comisión de Evaluación de Proyectos de Investigación en el área IV, y miembro del Foro Consultivo y de la Comisión Dictaminadora y Revisora del SNI. También ha formado parte del Comité Académico del Posgrado en Filosofía de la Ciencia; del Consejo Interno del IIFs y de la Facultad de Filosofía de la UNAM; de las Comisiones Dictaminadoras del IIFs y de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos; de la Comisión Evaluadora del PRIDE; así como de la Comisión Evaluadora de Humanidades y de las Artes del Programa de Apoyos para la Superación del Personal Académico de la UNAM.

En estrecha relación con sus proyectos de investigación, ha compilado seis antologías especializadas que sobresalen por la calidad de su contenidos y porque constituyen una manera diferente de hacer un libro colectivo, resaltando el diálogo entre las comunidades filosóficas. Dichas antologías son: Historia y explicación en biología (1998); Historia, filosofía y enseñanza de la ciencia (2005); Epistemología evolucionista (1997); Filosofía e historia de la biología (2001), Normas y prácticas en la ciencia (2008) e Historia, prácticas y estilos en la filosofía de la ciencia: hacia una filosofía plural (2011).

El énfasis cada vez mayor en la importancia de la estructura y la dinámica de la cognición en los modelos de innovación epistémica, lo ha llevado a interesarse por la enseñanza de la ciencia y la filosofía de la educación, así como por los modelos evolucionistas de la cultura y la tecnología en los procesos de aprendizaje y enculturación. Sobre estas líneas de investigación, ha desarrollado tres proyectos que han derivado en la publicación del libro Historia, filosofía y enseñanza de la ciencia (2005). Más recientemente, esta tesis ha sido desarrollada con propuestas filosóficas que buscan dar cuenta de la ciencia en términos de la organización y la evolución de sus prácticas.

Por su brillante trayectoria académica e investigativa, el doctor Sergio Fernando Martínez Muñoz es honorable ganador del Premio Universidad Nacional 2017, en el área de Investigación en humanidades.

 

Destacados