Dr. José Guadalupe Moreno de Alba

Investigación en humanidades

José Moreno de Alba nació en Encarnación de Díaz, Jalisco, en 1940. Todos sus estudios superiores los hizo en esta Universidad. En ella se doctoró en Lingüística Hispánica en 1975. Desde 1969 enseña en la Facultad de Filosofía y Letras y, desde su creación, en 1967, pertenece al Centro de Lingüística Hispánica del Instituto de Investigaciones Filológicas. Ha ocupado diversos puestos directivos.

Las disciplinas que el doctor Moreno de Alba ha cultivado son la lingüística y la filología. En sus más de 36 años como investigador de la UNAM ha venido construyendo una obra amplia y sobresaliente, reconocida en nuestro país y fuera de él, toda ella referente a la descripción científica de la lengua española, particularmente en sus modalidades americana, en general, y mexicana en particular, atendiendo tres niveles de descripción: su dialectología (sus variedades en todo el país), su historia y su estructura gramatical.

Por lo que toca a la investigación dialectal, entre los años 1967 y 1980 dedicó buena parte de su tiempo, junto a otros investigadores de la UNAM, a las encuestas del Atlas Lingüístico de México (ALM), y al procesamiento cartográfico de los datos. Debe tenerse en cuenta que este Atlas es hasta la fecha, en sus seis enormes volúmenes, el más completo repositorio de rasgos lingüísticos (fonéticos, gramaticales y léxicos) del español hablado en México.

Simultáneamente trabajaba por entonces en otro proyecto colectivo de gran importancia: la descripción del español hablado en la ciudad de México. La sintaxis y la morfología han sido aquí, en el marco de este gran proyecto, predominantemente, los terrenos en los que, desde 1967 hasta la fecha, ha venido trabajando. Debe mencionarse, como punto de partida, la publicación de su tesis doctoral: Valores de las formas verbales en el español hablado en México, UNAM, 1978, obra cuya influencia en análogas investigaciones mexicanas y extranjeras puede medirse por la gran cantidad de citas que ha registrado y sigue registrando, así como por las reimpresiones que ha merecido. Su interés por la morfología, dentro también del proyecto del habla de la Ciudad de México, quedó comprobado en dos libros importantes: Morfología derivativa nominal en el español mexicano, UNAM, 1986 y La prefijación en el español mexicano, UNAM, 1996.

De 1967 a la fecha ha publicado más de cien estudios -libros, artículos, comunicaciones, ponencias- que, de una u otra forma, están relacionados con el español mexicano o americano y, también, con el español general y, últimamente, con la Sintaxis Histórica. El Fondo de Cultura Económica le ha publicado varias ediciones y reimpresiones de su libro El español en América, manual que viene sirviendo de texto en varias universidades europeas y norteamericanas. Aunque siempre ha reconocido la unidad fundamental de la lengua española en el mundo, ha señalado también las diferencias que necesariamente se dan entre sus dialectos. En este sentido conviene destacar uno de sus libros, publicado, con éxito, en España: Diferencias léxicas entre España y América, Madrid, 1992. El carácter de autoridad en el conocimiento del español americano parece comprobarse, entre otras cosas, por el hecho de que ha sido invitado como ponente extraordinario a varios congresos internacionales y como conferencista, en numerosas universidades de Europa y de Estados Unidos de Norteamérica. Asuntos que tienen que ver con el español general, con su estructura y con su enseñanza, también han sido tratados por el doctor Moreno de Alba.

En resumen, sobre la lengua española, de México y de América, sobre su estructura, su fonética, su gramática, su léxico, su historia, su enseñanza, el doctor Moreno de Alba ha publicado hasta la fecha, unos 20 libros y más de 100 artículos, la mayoría en revistas especializadas con arbitraje. Sobre estos mismos temas, ha participado, como ponente y, en ocasiones, como invitado especial, en más de 60 congresos internacionales. Son muchas las conferencias que, en relación con la lengua española, ha dado en nuestro país. Además ha recibido más de 20 invitaciones para dar conferencias en diversas universidades de Europa y de América.

El doctor Moreno de Alba ha sido siempre consciente de que con la sola labor de investigación, así sea ésta excelente, no pueden cumplirse a cabalidad las obligaciones que todo académico tiene en la Universidad. Debe tenerse en cuenta siempre que la docencia es el fin supremo de la UNAM. Desde que, como becario, ingresó en esta Casa, en 1967, no ha dejado de enseñar. Sus cursos han tenido, casi siempre, como sujeto, la lengua española. Son ya varios cientos, miles quizá, los estudiantes que han tomado algún curso con él y que ahora se desempeñan profesionalmente. Ha contribuido también a la formación de investigadores que, en el área de la filología y la lingüística, hoy trabajan por su cuenta. Ha dirigido, siempre sobre asuntos de lengua española, más de 15 tesis de maestría y doctorado. Ha sido profesor invitado en diversas universidades europeas y americanas.

Finalmente, una de las maneras en que el doctor Moreno de Alba ha cumplido satisfactoriamente su obligación universitaria de difundir la cultura, ha sido a través de una multitud de breves artículos periodísticos, todos ellos referentes a la lengua española. El Fondo de Cultura Económica le ha publicado ya dos volúmenes en los que se reúnen varios cientos de sus Minucias del lenguaje. Esos numerosos artículos se caracterizan por el hecho de que, así se trate de colaboraciones periodísticas, de ágil redacción, jamás pierden el rigor científico ni tampoco deja el autor de considerar que se está dirigiendo a un público ciertamente no experto, pero sí exigente y culto. Por su labor filológica ha merecido honrosos nombramientos, entre los que destaca el actual de Director de la Academia Mexicana de la Lengua, así como altas distinciones, entre las que pueden mencionarse la de Investigador Nacional Emérito, y el hecho de que el Gobierno del Reino de España le haya otorgado, en 1999, la Condecoración de la Orden Civil Alfonso X el Sabio, en grado de Gran Cruz. Hoy nuestra Casa lo reconoce con la más alta distinción académica: el Premio Universidad Nacional 2003 en el área de Investigación en humanidades.

Destacados