Dr. Miguel Pedro Romo Organista

Innovación tecnológica y diseño industrial

Miguel Pedro Romo Organista es un universitario que le ha dado renombre a la ingeniería mexicana y a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), no sólo como generador de investigación de primer nivel y con una gran repercusión en la sociedad, sino como formador de recursos humanos y difusor de cultura.

Integrante de la élite mundial en geotecnia e ingeniería sísmica, el doctor Romo ha sido pionero en muchos campos de ambas áreas y sus investigaciones han contribuido a cambiar viejas concepciones, a introducir novedosos conceptos y a enriquecer teorías vigentes.

Pocos, cuando escuchan hablar de presas mexicanas tan importantes como Aguamilpa, La Parota, El Cajón –considerado el proyecto más importante del sexenio actual para generar electricidad–, El Infiernillo, La Villita o Chicoasén, imaginan todo el trabajo que hay detrás de ellas para hacerlas seguras y a prueba de sismos. Y pocos también saben que en esa importante labor está contenida buena parte de las investigaciones de un universitario prominente.

Ese es Miguel Pedro Romo Organista, un hombre que lleva 37 años realizando estudios en el campo de las presas de tierra y enrocamiento, que lo han llevado a hacer importantes aportes a la ingeniería. Sus investigaciones han contribuido decisivamente a la racionalización y mejoramiento de los métodos de diseño estático y sísmico de esas estructuras. Fue pionero en el medio internacional en el desarrollo de programas computacionales basados en técnicas de elementos finitos, que permitieron simular el proceso constructivo de presas. Éstos permitieron explicar fenómenos como la plastificación de ciertas zonas de esas estructuras térreas y la interacción mecánica por redistribución de esfuerzos entre el corazón impermeable y los respaldos de la cortina, lo que fue definitivo en el conocimiento de estas grandes obras.

Después del terremoto –19 de septiembre de 1985– que devastó algunas zonas de la capital del país, Romo intensificó sus investigaciones sobre el comportamiento dinámico de las arcillas de la Ciudad de México y desarrolló un modelo que expresa las propiedades dinámicas de estos suelos en términos de propiedades índice. Cinco meses después del evento sísmico, el doctor en ingeniería demostró que con procedimientos, en cuyo estudio había sido pionero cinco años antes junto con dos colegas estadounidenses, era posible reproducir los principales rasgos de los movimientos sísmicos registrados en el Valle de México.

Con investigaciones que tienen una utilidad concreta para resolver los severos problemas del Distrito Federal debido a las características de su terreno y a la alta sismicidad de la zona, el doctor Romo elaboró un procedimiento que hizo mucho más confiable el diseño de los túneles del Sistema de Drenaje Profundo del Distrito Federal.

Ya desde su tesis de maestría, Miguel Pedro Romo Organista mostró lo que sería su trayectoria profesional: innovadora, trascendente y con grandes aportes que tienen un beneficio concreto en la sociedad. Su tesis para obtener el grado fue pionera –junto con otro estudio derivado de ella– en el análisis de las deformaciones de taludes y presas, y sentó un precedente en el uso acoplado de modelos numéricos y análisis dimensional para desarrollar procedimientos sencillos y confiables de diseño.

Miguel Pedro Romo Organista estudió ingeniería civil en la Universidad Autónoma de Guadalajara donde obtuvo el título con la tesis Determinación de la capacidad de carga, distribución de esfuerzos y asentamientos en cimentaciones superficiales. Hizo la maestría en mecánica de suelos en la UNAM, grado que logró con la tesis Análisis de estabilidad de taludes en términos de sus deformaciones exteriores. Y el doctorado lo realizó en la Universidad de California, en Berkeley; el título de su trabajo de investigación fue Soil-structure interaction in a random seismic environment.

Desde 1984, es profesor en la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Ingeniería, donde ha impartido la materia de dinámica de suelos y diseño de cimentaciones y obras térreas bajo cargas dinámicas, entre otras. Además, frecuentemente es profesor de diversos cursos internacionales en la División de Educación Continua, y encabeza la Coordinación de Geotecnia del Instituto de Ingeniería de la UNAM, al que le ha dado un gran prestigio al diversificar las líneas de investigación e incrementar la calidad y el número de estudiantes que participan en los proyectos de estudio. Desde 1993, tiene el nivel D en el Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico, y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores desde 1984, manteniendo el nivel III desde 1990.

El doctor Romo es integrante de la Academia Mexicana de Ingeniería, de la American Society of Civil Engineers y participa en comités técnicos de la Sociedad Internacional de Mecánica de Suelos e Ingeniería Geotécnica, así como de la Comisión Internacional de Grandes Presas. Además de las líneas de investigación ya mencionadas, el doctor Romo tiene aportaciones significativas en suelos no saturados, interacción suelo-estructura, y cimentaciones en suelos blandos. En los últimos cinco años, Romo ha incursionado en técnicas basadas en teorías de inteligencia artificial, tales como redes neuronales artificiales y sistemas neurodifusos, para analizar problemas geotécnicos y geodinámicos.

Los aportes de los trabajos de Romo están contenidos en 405 documentos en revistas, memorias de congresos especializados (nacionales e internacionales), libros y reportes técnicos. La trayectoria internacional de este científico mexicano es amplia: ha impartido conferencias, publicado en prestigiadas revistas científicas y dado asesorías profesionales en prácticamente todos los continentes. Recientemente la International Association for Computer Methods and Advances in Geomechanics le otorgó el Excellent Contributions Award, por sus soluciones innovadoras a problemas geotécnicos de la ingeniería sísmica.

El trabajo del doctor Miguel Pedro Romo es un ejemplo de la investigación que se realiza en la UNAM y en México, con rigor intelectual, creatividad y, sobre todo, con un gran énfasis en la solución a los problemas de la sociedad.

Destacados