Cineasta Carlos Mendoza Aupetit

Investigación en artes

El cine, considerado como el séptimo arte, ha sido el medio de expresión elegido por Carlos Mendoza, en especial el cine documental o cine de no ficción. El cine documental es un espacio de libertad creativa para mezclar formatos, para desmontar los discursos establecidos, para hacer una síntesis de ficción sin menoscabo de su compromiso con la realidad, de información y de reflexión.

Hablar de cine documental es hablar de Carlos Mendoza. Elaborar relatos fílmicos a partir de hechos reales hasta crear una narración que aporta información puntual de carácter histórico, político y sociológico, se ha convertido en el centro de su actividad profesional; labor apasionante, aunque intensa y compleja, a la que ha dedicado la mayor parte de su vida. Mediante juegos de cámara, organización y estructura de imágenes y sonidos, el cineasta Mendoza es realizador, guionista e investigador académico sobresaliente; indaga en materiales de archivo: tomas, fotos o sonidos que pertenecen a una época para reunir datos consistentes. Trabaja también con imágenes de los lugares donde suceden los hechos, trabaja con la memoria, los testimonios y las opiniones de quienes vivieron los acontecimientos.

Egresado del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos en 1982, Carlos Mendoza ha complementado su formación en el extranjero con su participación en diversas actividades académicas como: el curso de Cine directo impartido por Jean Rouch en la Universidad de Nanterre en París, Francia; el taller para la Enseñanza de documental a docentes, en la Universidad de Sao Paulo, Brasil y en apoyo a su formación como director en el Canal 6 de julio, AC, de la Fundación Ashoka, Innovators for the Public y del National Video Resources (auspiciado por las fundaciones Mac Arthur y Rockefeller) para la producción del documental Operación Galeana.

Mendoza Aupetit tiene 28 años de antigüedad académica en la UNAM. Es profesor de tiempo completo titular “C” y cuenta con el nivel “D” del Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo. Desde 1990 imparte la materia de Guión y realización de cine documental en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos y ha dictado diversos cursos en instituciones académicas del país y del extranjero, como la Universidad de Guadalajara, de Aguascalientes, en el Centro Cultural de España, y en la Universidad Centroamericana de Nicaragua.

El conjunto de su obra como documentalista se explica por el peso que tienen la investigación y el guión, y por la significación de sus aportes que permite profundizar en la comprensión de distintos temas. La extensa filmografía de Mendoza está integrada por más de 50 títulos. Entre algunos de sus documentales más destacados están: Chapopote (1980); Crónica de un fraude (1988); TLC, detrás de la mentira (1993); Tragicomedia neoliberal (1997); Acteal, estrategia de muerte (1998); Teletiranía, la dictadura de la televisión en México (2005), y Digna Ochoa (2007).

Tlatelolco, las claves de la masacre (2002) –producto de una labor de indagación de cuatro años–, es uno de sus documentales que reviste particular importancia debido a que reúne la totalidad de los materiales fílmicos conocidos en México en torno a los acontecimientos del 2 de octubre de 1968, así como información de fuentes no cinematográficas. El desarrollo de este trabajo inauguró un método de análisis en torno al contenido de la imagen documental.

La labor de Mendoza Aupetit como investigador ha sido reconocida; medios de comunicación e instancias gubernamentales o jurídicas le requieren con la intención de que analice y averigüe imágenes y las evidencias que ocultan.

Por lo que se refiere a su producción bibliográfica, su libro: El ojo con memoria. Apuntes para un método de cine documental, es probablemente el primer texto en América Latina que aborda específicamente procesos de creación y de investigación, como elementos indispensables de la producción del documental cinematográfico. Por otra parte, La invención de la verdad introduce la historia del cine documental como práctica multidisciplinaria, así como cuestiones teóricas escasamente atendidas en publicaciones de lengua española.

Con su labor didáctica en las aulas del CUEC, Mendoza Aupetit ha contribuido, con su mérito, talento y solidez académica, a impulsar la vocación de sus alumnos mediante la transmisión de sus conocimientos y de su experiencia profesional. En 2005 y 2007 impartió cursos de investigación para cine documental, especialidad hasta ese momento inexistente en la enseñanza cinematográfica en nuestro país.

Carlos Mendoza desarrolla actualmente la creación del curso de Especialización en cine documental –a impartirse en el CUEC con equivalencia de maestría–; asimismo, trabaja en un proyecto para la realización de documentales didácticos sobre temas fundamentales como la historia del cine documental, las explicaciones visuales, la naturaleza del discurso documental, y el testimonio.

Ha participado en alrededor de 50 mesas redondas y conferencias en diversas instituciones académicas, públicas y privadas, en México, así como en cursos y ponencias en España, Nicaragua y Alemania. Asimismo, es autor de ensayos y artículos en diarios como: La Jornada y Reforma, y en la revista Política y Cultura de la Universidad Autónoma Metropolitana, entre otros.

Por su brillante trayectoria y por la importancia de su trabajo cinematográfico y documental ha sido distinguido con más de 15 reconocimientos nacionales e internacionales. En 1982, conquistó el Ariel al mejor documental mexicano con el trabajo titulado El Chahuistle. En 1990, Modernidad bárbara ganó el primer lugar en la Primera Bienal Nacional de Video; el documental Contracorriente obtuvo el premio al mejor guión en la segunda edición de la bienal; Operación Galeana fue premiado en 2002 dentro del certamen Pantalla de Cristal, de la revista Telemundo, con tres reconocimientos: mejor documental, mejor guión para documental, y mejor animación para documental; en 2002 obtuvo el segundo premio Coral Documental, en el festival de La Habana, con Tlatelolco, las claves de la masacre; en 2006, ganó el primer lugar en el Tercer Festival de Cine Etnográfico y de Documentación Religiosa de San Gimignano, Italia, por el documental La petatera (1999), y con el trabajo Halcones, terrorismo de Estado, obtuvo los premios al mejor guión y al mejor documental dentro del premio Pantalla de Cristal, 2006, en México, D. F. Hoy es digno merecedor del Premio Universidad Nacional.