Dra. Rita Eder Rozencwajg

Investigación en artes

En 1975, Rita Eder ingresó como investigadora al Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para fortalecer los estudios de arte moderno y contemporáneo en México y América Latina. Puede afirmarse que su figura intelectual: en la UNAM como investigadora, catedrática, directora del Instituto de Investigaciones Estéticas (1990-998), coordinadora del Programa de Posgrado en Historia del Arte (2005-2008); y fuera de la UNAM, como presidenta del Comité Mexicano de Historia del Arte (1997-2000) y vicepresidenta del Comité Internacional d’Histoire de l’Art (1996-2004), ha sido fundamental en los nuevos derroteros de la historia del arte en México y Latinoamérica y de su proyección internacional. Pocos son los estudiosos de las humanidades en México que fungen como líderes de su comunidad académica, y que han trabajado para fortalecer las redes de influencia de la UNAM, como en este caso.

Rita Eder concibe la historia del arte como un campo de estudio complejo e interdisciplinario; sus aportaciones más significativas se encuentran en los campos de la teoría social del arte, la historiografía del arte, el arte moderno, el arte contemporáneo y la crítica de arte.

Se puede afirmar que Rita Eder fue pionera en los estudios sobre el público de arte y sobre las distintas formas de recepción del objeto artístico, cuestión que ya podemos apreciar por su aportación en la obra, La teoría social del arte (1986). Varios de sus textos enmarcados en esa propuesta de investigación son paradigmáticos y referencia obligada, pero sobre todo destaca su trabajo: “El público de arte en México: los espectadores de la exposición Hammer” (1978, 1979, 1999 y 2006).

La tradición de la historia crítica en nuestro país está en gran medida asociada con la práctica intensa de la historiografía y Rita Eder ha sido una perspicaz e influyente estudiosa de los modos de hacer historia del arte. En este terreno, uno de sus trabajos más significativos sobre la historiografía del arte es: El arte en México: autores, temas y problemas (México, FCE, 2001).

Por otra parte, la aportación de Rita Eder ha sido fundamental para el despegue de los estudios del arte moderno entre nosotros y, sobre todo, para internacionalizar la producción nacional. Además de haber escrito un texto original sobre las raíces filosóficas del dadaísmo, en “Hugo Ball y la filosofía Dada” (México, UNAM, 1977) –que adelanta tesis en extremo originales de la relación entre el espíritu Dada y Nietzsche–, también ha escrito una multitud de textos y ponencias sobre temas latinoamericanos. Eder ha centrado su producción en el análisis del arte posrevolucionario en México, como arte público-político, original y generador de valores estéticos y éticos a nivel continental. Sus contribuciones más influyentes incluyen la revisión de las relaciones del arte mural y los conceptos de modernidad y modernismo en: “El muralismo mexicano: modernismo y modernidad” (México, INBA, 1991); “El muralismo mexicano. Más allá de la ideología: hermetismo y modernidad” (Buenos Aires, CAIA, 2007); la investigación sobre la relación arte y ciencia, plasmada en: “El espacio y la posguerra en la obra de Rufino Tamayo” (México, IIE-UNAM, 1995); la disquisición que hace acerca del artista y la relación entre nación y Estado, que la lleva a diferenciar en el arte mexicano una producción que aspira al cosmopolitismo, en su trabajo: “Tamayo en Nueva York” (México, INBA/SEP, 1987); y la relación entre la obra, la historia intelectual y el mecenazgo, en “Against the Laocoon: Orozco and History Painting” (Nueva York, Norton, 2001).

Especialmente relevante ha sido el modo en que muchos de sus trabajos han estado dirigidos a estudiar y realzar las corrientes experimentales de la segunda mitad del siglo xx. Su rol de estudiosa del surrealismo recientemente convocó a una variedad de especialistas latinoamericanos en un proyecto de investigación patrocinado por The Getty Foundation y cuyos resultados están a la vista en la publicación Surrealism in Latin América: Vivísimo Muerto, (Los Ángeles, Getty Research Institute, 2012) y otras colaboraciones en publicaciones internacionales.

Rita Eder colaboró además con Helen Escobedo en definir el programa de arte contemporáneo en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México entre 1982 y 1984, con lo cual se exhibieron varias exposiciones que Eder examinó en una memoria titulada Tiempo de fractura. El arte contemporáneo en el Museo de Arte Moderno de México durante la gestión de Helen Escobedo (1982-1984) (México, UNAM/UAM/MUAC, 2010), uno de los escasos documentos que analizan la gestión curatorial del arte reciente.

En el ramo de la crítica de arte, ha publicado alrededor de 25 artículos de crítica sobre arte mexicano e internacional en los diarios El Nacional y El Universal; y, en 1982, participó en el programa televisivo Así fue la semana, en el que aparecían, en el campo literario, Ángeles Mastreta y Cristina Pacheco. Como crítica de arte se caracteriza por sus cuidadosos análisis formales entretejidos con la literatura y la historia cultural, y por su escritura evocativa del contexto plástico a través de la materialidad y la intención visual. En 1992, la Asociación Argentina de Críticos de Arte le otorgó el Premio Crítica de Arte del año.

Su papel como líder de la comunidad de investigadores de historia del arte de la unam viene a completarse una década más tarde con su gestión, por demás decisiva, en la redefinición de los estudios de posgrado de esa disciplina. Entre 2005 y 2008, Rita Eder estuvo al frente de la Coordinación del Posgrado en Historia del Arte de la UNAM y, logró formular un nuevo diseño del plan de estudios y de las normas operativas respectivas. Gracias a su esfuerzo se mantuvo la excelencia en el doctorado y la eficiencia terminal en la maestría se incrementó 50 por ciento.

Asimismo, hay que destacar su labor docente nacional e internacional ya que ésta formó e impulsó a un número importante de estudiantes que hoy se encuentran incorporados a la propia UNAM como investigadores con trayectorias destacadas. Además, como docente internacional fue nombrada Canada Research Chair Tier I para hacer investigación e impartir cursos durante el periodo 2003-2004 en la University of British Columbia en Vancouver, Canadá. Otras experiencias de docencia internacional tuvieron lugar en el año 2008, en la Escuela de Altos Estudios en París, Francia y, en 2011, en la Universidad Nacional San Martín, en Buenos Aires, Argentina.

La doctora Rita Eder es un referente clave de la historia de la investigación artística en México, una investigadora principal en el replanteamiento de los circuitos académicos del continente Americano y una activista a quien la universidad debe el hecho de que la Historia del arte en México sea hoy por hoy una disciplina reconocida globalmente. Por ello, y por su contribución a la investigación, la crítica y la curaduría, es un honor galardonarla con el Premio Universidad Nacional 2013 en el área de la Investigación en artes.