Dra. Estefanía Chávez Barragán

Docencia en humanidades

La trayectoria de Estefanía Chávez Barragán se ha caracterizado por su espíritu de liderazgo y de cambio, así como por su profunda vocación docente. Realizó sus estudios de licenciatura en Arquitectura en la entonces Escuela Nacional de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde obtuvo los grados de maestría y doctorado con especialidad en urbanismo en nuestra institución y, en ambos, se hizo merecedora de la mención honorífica.

Sus actividades docentes se remontan a 1959, en la Escuela Nacional de Arquitectura (ENA) de la UNAM, al iniciarse como adjunta bajo los auspicios del maestro Domingo García Ramos. Al mismo tiempo, con base en sus primeras experiencias orientadas hacia una sociedad fundamentalmente urbana y consciente de la transformación del país, dio inicio a sus actividades académicas en colaboración con el mismo maestro García Ramos, para promover la creación de la carrera de urbanismo. En 1984, cuando se materializó dicho proyecto, la doctora Chávez promovió y coordinó su fundamentación como carrera de Urbanismo. Como consecuencia de su liderazgo y responsabilidad en los trabajos preparatorios, fue designada primera coordinadora de esa licenciatura en Urbanismo, cargo que desempeñó durante nueve años.

A 25 años de su fundación, la licenciatura en Urbanismo es prueba viviente de la aguda visión de futuro de la doctora Chávez, así como del grupo promotor; en este cuarto de siglo se ha consolidado como una escuela de pensamiento contemporáneo, acorde a las necesidades sociales y profesionales del país: ningún testimonio más elocuente de los logros alcanzados por sus egresados, todos ellos ex alumnos de la doctora Chávez. Asimismo, ella se encargó de impulsar la creación de asignaturas que incorporaron el análisis de temas de sustentabilidad y de participación ciudadana en el plan de estudios de la carrera de urbanista, así como el proceso de integración universitaria y la práctica profesional supervisada, haciendo patente su actuación como pionera de transformaciones que son clave en la integración de una perspectiva humanística y transdisciplinaria del urbanista.

Sus aportaciones en los temas de urbanismo, arquitectura, equidad de género y de la humanización en las ciudades y la sociedad mexicanas han sido merecedoras de un gran número de reconocimientos y homenajes de distintas instituciones y asociaciones civiles en el ámbito nacional e internacional. Junto con la docencia, una de sus mayores preocupaciones ha sido la búsqueda de condiciones más justas para todos los diversos géneros de la sociedad (según sexo, edad, etnias, capacidades, profesiones, etc.), particularmente el de las mujeres. Ya desde la década de 1960, la doctora Chávez señalaba la imperiosa exigencia de incorporar la visión de género en la concepción y construcción de mejores espacios urbanos. Su convicción por transformar estas cuestiones la llevó a tomar iniciativas que, al paso del tiempo, dan cuenta también del carácter pionero de sus objetivos, como el proyecto que fue Dra. Estefanía Chávez Barragán encargado a la Facultad de Arquitectura –encomendado a la doctora Chávez por el gobierno del Distrito Federal–, para la formulación del programa de desarrollo urbano, en el que se hace referencia a la tarea de las mujeres en hacer ciudad.

Otros de sus trabajos de investigación abordan los estudios para instrumentar los Programas Participativos Integrales Sustentables de Acción Inmediata (PISAI) con perspectiva de género y la necesidad de fundamentar la profesión del urbanista como una transdisciplina; ella plantea que su objetivo debe ser contribuir a hacer feliz a los seres humanos, considerando el ambiente natural y el creado, con una perspectiva crítica respecto del reinante utilitarismo.

En sus más de 50 años de práctica docente, la doctora Chávez ha impartido cerca de 48 asignaturas, tanto en los talleres de letras como en los de números (existentes en una época). De esta labor surgen sus propuestas para modificar prácticamente todos los planes de estudio de la Facultad, pues ella había enseñado en todas las asignaturas del área urbano-ambiental, que constituye su especialización. También formó parte de la primera Comisión de Exámenes de Oposición para profesores, tanto en los talleres de letras como de número. Fue de los primeros profesores titulares acreditados por concurso de méritos sometidos a exámenes de oposición, y por ello participó en la Comisión de Titulación de la ENA, donde fue sinodal de más de 50 tesis de licenciatura en Arquitectura. Posteriormente, durante su gestión como coordinadora de la licenciatura en Urbanismo, dirigió y participó alternadamente en las tesis de sus primeros egresados. En 2010 fue jurado de tesis de doctorado en los Posgrados de Arquitectura de la UNAM y de la Universidad de Guadalajara. Su ejercicio docente la ha llevado a participar inclusive como conferencista en otras universidades: como las de Guanajuato, Veracruz, Nuevo León, Yucatán, y la Anáhuac y, en Centroamérica, la de San Carlos de Guatemala. Recientemente también fue invitada por la Universidad de Chiba, en Tokio, Japón, donde colaboró en la promoción de la participación ciudadana y el diálogo entre universitarios y pobladores.

Su producción abarca también ensayos y trabajos publicados. Es autora del libro Urbanismo en ciudades medias y pequeñas. Metodología de planeación urbana operativa (lleva una reimpresión y dos ediciones). Este libro es referencia obligada para autores, profesionistas y estudiantes en materia urbanística. En él se explora la posibilidad de nuevas fórmulas y metodologías, más sencillas y prácticas, con base en un acercamiento corresponsable de pobladores, gobernantes y técnicos, que promueve y demuestra que es posible una práctica de la planificación urbana más relevante para la atención inmediata -Planear Haciendo-, en vez de planear sin hacer o hacer sin planear, y menos dirigida hacia visiones futuras y costosas con escasa probabilidad de realizarse. También ha sido coautora, coordinadora y compiladora de diversas publicaciones universitarias de su especialidad en el país y en el extranjero; ha sido miembro de tres comités editoriales y autora de más de 125 artículos en publicaciones especializadas nacionales y extranjeras.

Se suma a lo anterior su incansable labor de promoción y difusión del conocimiento con la organización de más de 120 foros, congresos y seminarios, aunados a la presentación de más de 550 artículos, ponencias, conferencias (magistrales y temáticas), así como charlas en instituciones nacionales y extranjeras; en el mismo ámbito, ha participado en más de 440 foros, congresos, talleres y seminarios en México y en el extranjero, sobre temas relacionados con arquitectura, planificación, urbanismo, participación social y comunitaria, ecología, sustentabilidad, mejoramiento y diseño ambiental, algunos de ellos con perspectiva de género.

Merecidamente, Estefanía Chávez Barragán es sinónimo de una labor de gran calidad, comprometida con la docencia e investigación en la arquitectura y el urbanismo, lo que la lleva hoy a ser galardonada con el Premio Universidad Nacional 2013 en el área de Docencia en humanidades.