Dr. Luis Concha Loyola

Investigación en ciencias naturales

El doctor Luis Concha Loyola obtuvo el título de Médico Cirujano, con mención honorífica, por la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, en 2002, año en el que decidió dedicarse a la investigación, por lo que se trasladó a la Universidad de Alberta, Edmonton, en Canadá, donde realizó sus estudios de doctorado en Ciencias Médicas/Ingeniería Biomédica de 2003 a 2007. Entre los años 2008 y 2010, llevó a cabo un posdoctorado en el McConnell Brain Imaging Centre del Montreal Neurological Institute, en la Universidad McGill.

Actualmente, se encuentra adscrito al Instituto de Neurobiología (INB) de la UNAM, forma parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con el nivel II, y mantiene el máximo nivel de estímulos del Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo (PRIDE). Sus principales líneas de investigación son el estudio de la conectividad cerebral y su disfunción en presencia de desórdenes neurológicos, así como el estudio de la enfermedad de Parkinson, las cortezas auditivas secundarias en el procesamiento del lenguaje y la música, y la percepción virtual interespecie. Para realizar estas investigaciones en humanos, utiliza técnicas avanzadas de imagenología por resonancia magnética (IRM).

Durante el doctorado, trabajó con técnicas IRM sensibles a la difusión, así como con la aplicación de éstas a desórdenes neurológicos, destacando sus trabajos sobre la epilepsia del lóbulo temporal, que han sido ampliamente citados. Con más de una docena de artículos publicados durante su doctorado, fue merecedor de dos prestigiosos premios otorgados por la Universidad de Alberta: el MedStar Award y el Andrew Stewart, este último por excelencia en la investigación a nivel posgrado.

En los dos años de su estancia posdoctoral, continuó trabajando sobre la neuroimagen en la epilepsia de origen focal como un desorden de la conectividad cerebral con alteración de la función de las redes corticales. Además, la colaboración que forjó con los doctores Jorge Armony e Isabelle Peretz le valió su admisión como miembro asociado del International Laboratory for Brain, Music and Sound Research, de Montreal.

Se incorporó al Instituto de Neurobiología (INB) en el año 2010, como investigador asociado “C”, adscrito al Laboratorio de mapeo funcional cerebral del doctor Fernando A. Barrios Álvarez, perteneciente al Departamento de Neurobiología Conductual y Cognitiva del INB, donde su trabajo derivó en la coautoría de cuatro publicaciones. En 2012, fue seleccionado para ocupar una plaza de investigador titular “A”, como jefe de grupo en el Laboratorio de conectividad cerebral del INB.

En términos de productividad científica, cuenta con 38 artículos publicados en revistas internacionales arbitradas y con tres capítulos en libros. Algunas de las revistas científicas en las que ha publicado sus investigaciones son Annals of Neurology, Journal of Neuroscience, Neuroimage, American Journal of Neuroradiology, Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry y Epilepsia. En 2015, fue merecedor del Premio Alejandrina, en la modalidad de Joven Talento en Investigación, otorgado por la Universidad Autónoma de Querétaro.

Del año 2014 a la fecha, ha publicado 15 artículos, demostrando su solidez como líder académico. Esta alta productividad le ha merecido su avance dentro del SNI y el PRIDE, ya que su trabajo es de gran relevancia a nivel internacional, lo cual se ve reflejado en las más de 2,100 citas que han recibido sus artículos, y que lo colocan como uno de los 10 investigadores de la UNAM más frecuentemente citados durante el año 2014, en las áreas de Medicina y Biomedicina.

Desde 2014, ha fungido como líder en el establecimiento del Laboratorio Nacional Enfocado en Imagenología por Resonancia Magnética, el cual fue constituido gracias al apoyo del Programa de Laboratorios Nacionales del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y de la Coordinación de la Investigación Científica de la UNAM, con un presupuesto de más de 33 millones de pesos. Como parte de este proyecto, se adquirió un resonador de 7 Teslas para roedores que, aunado a dos resonadores clínicos de 3 Teslas, forma la base instrumental del Laboratorio Nacional.

Asimismo, ha participado activamente en la docencia y la formación de recursos humanos; a sólo siete años de su contratación en el INB, ha dirigido y asesorado a su primer estudiante de doctorado con mención honorífica, así como a nueve de maestría y a uno de licenciatura. Actualmente, dirige a cuatro estudiantes de doctorado y a tres de maestría. Cada año, imparte un curso sobre IRM y colabora en los cursos de Neurobiología II y III del programa de maestría, habiendo coordinado este último en dos ocasiones. En el año 2015, coordinó el curso Latin American Training Program de la Sociedad de Neurociencias de Estados Unidos, celebrado en el INB. De igual forma, es miembro del Comité de Bioética de dicho Instituto.

Su compromiso institucional lo ha motivado a participar en el Comité de Ética en Investigación y en las comisiones de Resonancia Magnética y Biomecánica del INB, así como en diversas actividades de divulgación científica. Las colaboraciones que ha establecido con algunos investigadores del INB y de otras instituciones, como el Hospital General de México, el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, el Hospital General de San Luis, el Centro de Investigaciones en Matemáticas, la Universidad de Valencia, el Instituto Neurológico de Montreal y el sistema Hospitalario de Burdeos, son muestra de su visión multidisciplinaria en el estudio de las neurociencias, la que ha sido apoyada en recientes convocatorias por parte del Conacyt y de la Dirección General de Asuntos del Personal Académico de la UNAM.

En virtud de su sobresaliente trayectoria como investigador y la importancia de sus aportaciones al área de la neurobiología, el doctor Luis Concha Loyola es honorable ganador del Reconocimiento Distinción Universidad para Jóvenes Académicos 2017, en el área de Investigación en ciencias naturales.