Dr. Francisco Javier Rodríguez Gómez

Docencia en ciencias exactas

Con su quehacer académico, Francisco Javier Rodríguez Gómez resulta ser un ejemplo de lo que son las nuevas generaciones de profesores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Es de esos maestros que no se conforman únicamente con compartir sus conocimientos con sus alumnos sólo durante las horas que dura la enseñanza de una asignatura en el aula. Él, estrechamente vinculado a los estudiantes, los hace partícipes de actividades extramuros que contribuyen no sólo a elevar su nivel académico, sino a fomentar en ellos el interés por la investigación.

Por ello, de sus 12 artículos publicados en revistas internacionales con arbitraje, seis los ha elaborado en colaboración con sus alumnos, y de siete más que ha enviado a diferentes revistas y que están en proceso de aceptación, todos cuentan con la participación de sus estudiantes.

Si hay profesores que mantienen una relación académica distante, lejana, con los estudiantes, con Francisco Javier Rodríguez Gómez sucede lo opuesto, lo que evidencia su gran interés por el aprendizaje de los futuros químicos. Prueba de ello es también el hecho de que de sus 23 intervenciones en congresos nacionales y 36 internacionales, que han derivado –en el 75 por ciento de los casos– en publicaciones en extenso, la mayoría de ellas han sido elaboradas con sus alumnos.

En este énfasis en el aprendizaje estudiantil, indudablemente tuvo mucho que ver el ejemplo que él mismo recibió cuando asistía a las aulas de la Facultad de Química. Francisco Javier Rodríguez se formó con otro distinguido catedrático de esa entidad universitaria: Juan Genescá Llongueras (asimismo Premio Universidad Nacional en el área de docencia en ciencias exactas, en 2004), quien ha realizado grandes aportes al estudio de la electroquímica y de la corrosión; uno de ellos, el más reciente, el desarrollo de nuevos ánodos galvánicos de aluminio para la protección de estructuras submarinas.

Francisco Javier Rodríguez Gómez es un ingeniero químico y maestro en ciencias (metalurgia) formado en la Facultad de Química de la UNAM, con doctorado en ingeniería industrial por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, de la Universidad Politécnica de Madrid, España.

Actualmente es profesor ordinario de carrera titular A de tiempo completo definitivo en la División de Estudios Profesionales de la Facultad de Química y es maestro de asignatura A en la División de Estudios Profesionales de la Facultad de Ingeniería.

Quizá estos datos curriculares no digan mucho de su destacada trayectoria profesional. Pero baste saber que este doctor abrió una línea de investigación en la Facultad de Química, a partir de la elaboración de su tesis de maestría, titulada Evaluación electroquímica del sistema de acero galvanizado pintado, y vinculó al Laboratorio de Corrosión, que dirige Juan Genescá Llongueras, con la Asociación Nacional de Fabricantes de Pinturas y Tintas (ANAFAPIT).

De esta agrupación y contando con el decisivo respaldo del Departamento de Educación Continua de la Facultad de Química, recibió el apoyo para fundar el diplomado en tecnología de pinturas y el premio Tlacuilo Dorado, que se le otorgó en 1998 por sus aportaciones en esa área.

Francisco Javier Rodríguez Gómez es pionero e impulsor del estudio en nuestro país de los recubrimientos anticorrosivos. Gracias a él, en la Facultad de Química de la UNAM se realiza investigación, extensión académica y formación de recursos humanos en ese campo. Y en el país, sólo la Universidad Autónoma de San Luis Potosí cuenta con esas actividades.

Si alguien influyó decisivamente en el rumbo que tomaría la carrera de Rodríguez Gómez, fue Juan Genescá. El interés del también miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel I y nivel PRIDE D en la UNAM por los recubrimientos anticorrosivos nació de su vinculación profesional con su mentor. Éste lo asesoró en sus tesis de licenciatura y de maestría y ya inscrito en ésta, mantuvo su colaboración en el Laboratorio de Corrosión, participando en diferentes actividades, como en el diplomado en corrosión y protección, impartido al personal de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad.

Con una estancia de investigación realizada en la Università degli Studi di Trento, y un postdoctorado en la Università di Roma I “La Sapienza”, ambas en Italia, Francisco Javier Rodríguez es de los mexicanos que han cimentado su formación académica en el extranjero. Sin embargo, estos conocimientos adquiridos en el exterior los ha hecho extensivos a sus alumnos. El también representante de México ante el International Corrosion Council, es profesor de la UNAM desde 1989 y ha impartido, en los niveles de maestría y licenciatura de la Facultad de Química, las materias metalurgia extractiva, corrosión y protección, proyecto, procesos de corrosión y electrometalúrgicos, así como temas selectos de corrosión, entre otras.

Reconocimiento Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos 2005

A esta actividad docente se suman los 29 cursos de educación continua impartidos en la UNAM y en instituciones como el Instituto Mexicano del Petróleo, en Coatzacoalcos; la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, también en esa ciudad veracruzana; la Universidad Iberoamericana y el Instituto Tecnológico de Tampico, Tamaulipas. Como parte de su actividad académica, el doctor Rodríguez Gómez ha dirigido 44 tesis de licenciatura (34 como asesor y 10 como supervisor técnico) y cuatro de maestría en la Facultad de Química, además de que codirigió una de licenciatura durante su estadía postdoctoral en la Università di Roma.

Autor del capítulo “Resistencia a la polarización”, del libro Técnicas electroquímicas para el control de la corrosión, publicado por el Programa Universitario de Ciencia e Ingeniería de Materiales y coautor del libro Más allá de la Herrumbre IV: el acero se protege, de la serie La ciencia para todos, del Fondo de Cultura Económica, Rodríguez Gómez es un ejemplo a seguir no sólo por sus alumnos, sino por las nuevas generaciones de profesores de la Universidad, ya que reúne experiencia, iniciativa, una sólida formación académica y una notable trayectoria en la investigación, en la que sobresalen sus aportes dentro del área a la que se dedica.

Destacados