Dr. Pedro Roquero Tejeda

Innovación tecnológica y diseño industrial

Pedro Roquero Tejeda estudió en la Facultad de Química la carrera de ingeniería química de la que se tituló con mención honorífica en 1992, con su tesis: Propiedades de superficie de sistemas reaccionantes. Participó como ayudante de profesor en la propia facultad en los cursos de Química general, Cinética química y catálisis, e Ingeniería de reactores.

El doctor Roquero Tejeda colaboró en un proyecto de investigación aplicada realizado en la UNAM para Petróleos Mexicanos. El trabajo consistió en el modelo matemático, la programación y la simulación de reactores de reformación catalítica de naftas. Con la concepción de estos simuladores de proceso, se ofreció a los operadores de la planta una herramienta para ajustar condiciones de operación y se logró mejorar el funcionamiento de estos procesos en la Refinería “Antonio Dovalí Jaime”, de Salina Cruz, con importantes ahorros económicos en la producción de gasolina. En los años que siguieron, proyectos similares se llevaron a cabo en todo el sistema de refinación del país.

Su carrera como profesor e investigador inició en 1991 en la Facultad de Química con su ingreso a los subprogramas: Formación de Profesores y Formación Básica para la Investigación. En 1993 viajó a Europa para realizar estudios de posgrado en la Escuela Nacional Superior de Ingeniería Química de Toulouse, Francia, donde obtuvo los grados de maestro y de doctor en ingeniería de procesos, con la especialidad en reactores electroquímicos. En su tesis doctoral propuso un diseño novedoso de reactor de electrólisis para la síntesis de cetonas y ésteres a partir de alcoholes, en los que se lleva a cabo, de manera simultánea, la reacción electroquímica y la separación de productos.

A su regreso a México en 1999, se reincorpora a la planta académica como profesor de carrera y se le asigna la tarea de crear un laboratorio de investigación y desarrollo en ingeniería electroquímica. Los primeros trabajos que dirigió estuvieron relacionados con la síntesis y la evaluación de catalizadores para celdas de combustible, realizados en colaboración con estudiantes y un grupo de investigación de la propia facultad, del Instituto de Investigaciones en Materiales, del Centro de Investigación en Energía y del Instituto de Investigaciones Eléctricas (organismo descentralizado del Estado). En esta etapa se logró establecer un método para sintetizar catalizadores bimetálicos con alta actividad en la oxidación electroquímica del metanol y la elaboración de electrodos a partir de estos materiales. Su instalación y prueba en reactores demostraron buenos resultados.

Desde entonces, ha colaborado con grupos de investigación dedicados a la catálisis heterogénea, particularmente en la hidrodesulfurización de fracciones de petróleo, problema relevante de resolver dado que el petróleo mexicano tiene gran contenido de azufre y las normas nacionales e internacionales demandan combustibles con cantidades cada vez menores del elemento.

El laboratorio del doctor Roquero es un recinto en donde se promueve la multidisciplina en la investigación, y se cumple con los propósitos de la Facultad de Química de impulsar y fortalecer las relaciones entre las distintas ramas de la química y de formar recursos humanos de alta calidad. Asisten numerosos estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado de las carreras de química, ingeniería química e ingeniería química metalúrgica, y de los posgrados en ciencias químicas, ingeniería y ciencia e ingeniería de materiales. La investigación que ahí se realiza es la vía principal para la formación de jóvenes estudiantes que serán, en el futuro, especialistas en ingeniería electroquímica, electrocatálisis y celdas de combustible.

Pedro Roquero es colaborador del macroproyecto: La Ciudad Universitaria y la energía, desde su creación en 2004, y participa como responsable de un proyecto dedicado al desarrollo de catalizadores para celdas de combustible; desde octubre de 2007, funge como líder de la línea de investigación en energía del hidrógeno. En este contexto, en el Laboratorio de Ingeniería Electroquímica, bajo su dirección se desarrolla y evalúa un prototipo de celda de combustible basado en el uso de un nuevo tipo de electrodo catalítico elaborado con un polímero electroconductor.

En colaboración con sus estudiantes y con investigadores de México y Francia, el doctor Roquero ha publicado 17 trabajos de investigación en revistas arbitradas, nacionales e internacionales. Ha presentado trece ponencias en congresos nacionales y 19 en congresos internacionales y ha dictado 15 conferencias en diferentes instituciones de la República Mexicana.

Pedro Roquero es autor de tres capítulos del libro: Fundamentos de electroquímica: guía para el inicio en el estudio de iónica y electródica, que elabora un grupo de profesores de la Facultad de Química y que próximamente será publicado por la UNAM para ofrecer a los estudiantes un texto accesible y moderno, acorde a las modificaciones aprobadas por el CAACFMI en 2005, en los planes y programas de estudios de las carreras del área de ingeniería química.

Como profesor, ha impartido 40 cursos en seis asignaturas de las licenciaturas de química, ingeniería química e ingeniería química metalúrgica, y once cursos en dos asignaturas en los programas de maestría en ingeniería y en ciencias químicas. A la fecha ha dirigido ocho tesis de licenciatura, dos de maestría y dos de doctorado y ha participado como jurado en numerosos exámenes de licenciatura y de posgrado.

Pedro Roquero fue consejero técnico propietario en la Facultad de Química y es tutor en los programas de posgrado en ingeniería, ciencias químicas y ciencia e ingeniería de materiales. Actualmente es profesor de carrera titular y tiene el nombramiento de investigador nacional nivel I.