Dr. William Henry Lee Alardín

Investigación en ciencias exactas

William Lee nació en la Ciudad de México en 1969. Es egresado de la licenciatura en física de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde se tituló con promedio de diez, en 1992, recibiendo la medalla “Gabino Barreda”. Con el apoyo de la Dirección General de Asuntos del Personal Académico, UNAM y una beca Fulbright-CONACyT, de 1992 a 1998, realizó sus estudios de posgrado en el Departamento de Física de la Universidad Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, donde obtuvo los grados de maestría y de doctorado en física.

En el año de 1998, se incorporó al Instituto de Astronomía, donde actualmente se desempeña como investigador titular “B”. Participa en el Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo con el nivel “D” y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores, con el nivel II.

La investigación que realiza el doctor Lee se ha enfocado, en general, al estudio de sistemas astrofísicos con objetos compactos como: enanas blancas, estrellas de neutrones y agujeros negros y, en particular, en la evolución de los mismos objetos desde un punto de vista hidrodinámico y de sus consecuencias observables. Al respecto, ha hecho aportaciones fundamentales para el entendimiento de esta clase de sistemas, que han sido ampliamente reconocidas. A la fecha, sus 25 publicaciones en revistas de circulación internacional con arbitraje cuentan con más de 730 citas en la literatura especializada.

A grandes rasgos, su trabajo se puede dividir en tres líneas de investigación, cada una de ellas con un impacto importante: la fusión de estrellas de neutrones y agujeros negros; los destellos de rayos gamma, y las oscilaciones en discos de acreción.

La fusión de estrellas de neutrones y agujeros negros en sistemas estelares binarios da la oportunidad única de estudiar, por un lado, las propiedades de la materia densa y, por el otro, la emisión de ondas gravitacionales, predicción de la Teoría General de la Relatividad (observadas hasta ahora sólo en forma indirecta). Los detalles del comportamiento de la materia en estrellas de neutrones quedan codificados en la señal producida en ondas gravitacionales antes y durante la fusión, y pueden ser utilizados para reconstruir la ecuación de estado de la materia a densidades imposibles de reproducir en el laboratorio. A partir de su trabajo de tesis doctoral y en los años siguientes, el doctor Lee realizó un estudio sistemático de estas fusiones, como no se había hecho hasta entonces. Los resultados mostraron claramente como la estructura de las estrellas compactas afecta la señal observable en ondas gravitacionales, así como el producto final de la fusión.

En una serie de trabajos publicados entre 1995 y 2001, se calculó por primera vez la evolución y la configuración final después de esta clase de fusiones, así como la señal esperada en ondas gravitacionales. Estos resultados fueron obtenidos mediante un código numérico desarrollado en su totalidad por el doctor Lee durante la elaboración de su tesis de doctorado.

En el año 2000, fue reconocida su contribución en esta área al ser invitado a hacer una revisión en un taller en la Universidad de Drexel, Estados Unidos, sobre fuentes astrofísicas de ondas gravitacionales. Los trabajos correspondientes han recibido la tercera parte de su total de citas.

Los destellos de rayos gamma, breves eventos de alta energía, se conocen desde hace 40 años, pero hasta hace poco no se sabía exactamente cuál era el mecanismo que los produce. Para la variedad de destellos de corta duración, una propuesta consideraba que eran producto de pequeños y energéticos discos de acreción en torno a agujeros negros, formados después de fusiones de objetos compactos en binarias. El doctor Lee y sus colaboradores realizaron un cuidadoso estudio de esta clase de sistemas logrando determinar que sí pueden dar lugar a dichos destellos, con las energías y duraciones observadas. La comparación en estos trabajos de los modelos con las observaciones, notablemente aquellas realizadas por el satélite SWIFT a partir de 2004, fueron pieza clave para resolver el misterio del origen de estos fenómenos.

Entre otras publicaciones e invitaciones, William Lee fue llamado a escribir un artículo de revisión arbitrado para el New Journal of Physics sobre este fenómeno para un número especial de la revista, publicado en 2007, e invitado a la 11a Reunión “Marcel Grossman” de Relatividad General en Berlín, Alemania en 2006. Los trabajos relacionados con este tema han recibido una tercera parte del total de las citas.

Las oscilaciones cuasi-periódicas observadas en discos de acreción en sistemas binarios que emiten rayos X permiten realizar pruebas de la Teoría General de la Relatividad en el régimen de campo fuerte, hasta ahora inexplorado (las pruebas clásicas se limitan al régimen del campo débil). Los trabajos de Lee y sus colaboradores mostraron que se puede interpretar este fenómeno como un efecto de relatividad general y utilizarlo como herramienta para realizar mediciones de las propiedades fundamentales (como masa y velocidad de rotación) de las estrellas de neutrones o agujeros negros presentes en estos sistemas.

En los años 2005 y 2006, participó, por invitación, en talleres que reunieron especialistas en observaciones y teoría con el fin de estudiar este fenómeno y las implicaciones de las observaciones para los modelos teóricos. Estos trabajos han recibido aproximadamente la cuarta parte del total de sus citas.

Desde su incorporación al IA, el doctor Lee ha participado activamente en las labores docentes y en la formación de recursos humanos. En total ha impartido más de 20 cursos, tanto en licenciatura como en posgrado y ha participado como jurado en los exámenes generales de conocimientos. Asimismo, ha dirigido tres tesis de licenciatura, una de maestría y dos de doctorado.

Por sus innegables méritos, por su destacada trayectoria académica y por las aportaciones fundamentales al entendimiento de los sistemas astrofísicos, William Henry Lee recibe ahora el Reconocimiento Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos.