I.Q. Georgina Guadalupe Góngora Cruz

Docencia en educación media superior (ciencias exactas y naturales)

Desde que realiza sus estudios de bachillerato en el Plantel 5 “José Vasconcelos” de la Escuela Nacional Preparatoria, Georgina Guadalupe Góngora Cruz da muestras de su inclinación por las ciencias experimentales al cursar en 1989, una de las opciones técnicas ofrecidas por la ENP, denominada: auxiliar laboratorista. En 1994 obtiene el título de ingeniería química, en la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México, y en 1995 se incorpora al Plantel Vallejo del Colegio de Ciencias y Humanidades, como profesora de asignatura “A”.

La disciplina y el compromiso con su trabajo la llevan a ser contratada como técnica académica asociada “C” de tiempo completo en el CCH Vallejo, y en 2005 solicita participar en el concurso de oposición abierto para ocupar dicha plaza. Por haber demostrado la experiencia y las aptitudes suficientes para realizar las tareas específicas y sistemáticas de los programas académicos y, en su caso, de servicios técnicos encomendados, en 2007 resulta vencedora de dicho proceso de selección y queda adscrita al Área de Ciencias Experimentales. Su empeño constante le permitió, en 2003, ingresar al Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo, en el que desde 2006 cuenta con el nivel “C”.

De acuerdo a las funciones que le confieren su nombramiento de técnica académica, Georgina Góngora continuamente se ha preparado con la finalidad de desarrollar y brindar alternativas que puedan servir a los profesores para resolver la problemática propia de la docencia, específicamente en las cuestiones difíciles que surgen en la experimentación con sus grupos en las asignaturas de laboratorio. De esta forma prepara, coordina y diseña cursos para dar a conocer a la planta docente actividades experimentales innovadoras, manejo de equipos de reciente adquisición en el Colegio y difusión de equipos de poco uso.

Con el propósito de acrecentar su superación ha participado en 66 actividades académicas, como talleres sobre experimentación, cursos de didáctica, docencia, y manejo de residuos de laboratorio. En 1998, Georgina Góngora estudió un diplomado de enseñanza de la química; actualmente se encuentra integrada a otro sobre el uso de nuevas tecnologías. Su afán de poder contar con personal informado y preparado sobre el tipo de actividades experimentales que se realizan en el Colegio, va más allá y también coordina e imparte cursos-taller de capacitación y actualización para los laboratoristas de los turnos matutino y vespertino del plantel al que pertenece; en esta línea de trabajo ha sido invitada a diseñar e impartir un curso en el CCH Oriente.

Aunque su labor fundamental es el apoyo a los académicos, Góngora Cruz no ha querido apartarse de su actividad con los jóvenes porque, es importante para ella, que los beneficiarios finales de sus esfuerzos sean los estudiantes. Impartir la asignatura de química desde su ingreso a la Institución le permite mantenerse actualizada en forma permanente, y tener una visión clara sobre las necesidades y problemas en los laboratorios. Su interés y dedicación por los estudiantes se refleja también en que por seis años ha obtenido la evaluación como sobresaliente en el Cuestionario de Actividad Docente (CAD). Coordina actividades en las que se atiende a grupos completos de alumnos y se les asesora en la parte técnica, y organiza eventos en apoyo al desarrollo integral del estudiantado, por ejemplo, las Jornadas Experimentales en el Plantel Vallejo, en las que los alumnos se integran a la presentación de actividades experimentales –este ejercicio sirvió a muchos de ellos como preparación para presentar sus trabajos en la “Feria de las Ciencias” y “Jóvenes a la Investigación”. Su experiencia en este campo le ha valido para ser invitada en tres ocasiones a la realización de un taller experimental de uso y manejo de polímeros en distintos planteles del CCH.

Una de sus mayores contribuciones al colegio es que, a partir de una investigación que comenzó en 2003, integra una base con datos de importancia sobre las propiedades de sustancias químicas ahí empleadas. Ello ha servido para elaborar más de 300 etiquetas diferentes para los frascos de laboratorios, en apoyo a que los profesores puedan contar con información actualizada en forma permanente. Cabe destacar que implementa una técnica especial que ofrece una protección mayor –de cinco años– a dichas etiquetas. En su plantel de adscripción logró un gran avance en el reetiquetado de frascos en los laboratorios curriculares de química, asesoró en el pegado y protección de estas etiquetas a laboratoristas de física y biología, y trabajó en el cambio de las que se tenían en el Sistema de Laboratorios de Investigación. En reconocimiento a esta labor ha sido invitada por el CCH Oriente para otorgar un curso en el que enseñe a implementar ese sistema.

Entre otras publicaciones en las que ha participado podemos destacar que su colaboración con instancias centrales hizo posible la revisión y compilación que generó tres manuales de actividades para las asignaturas de química, en apoyo a los académicos de los cinco planteles. Otra de las funciones relevantes de la profesora Góngora es su continua participación en procesos de licitación para la adquisición de bienes. Aquí revisa características de equipos, analiza propuestas técnicas y contribuye al fallo técnico.

De forma entusiasta ha participado en la organización de más de 20 eventos locales y generales de difusión de la ciencia. Fue parte importante del proyecto “Experimenta Ciencia”, el cual concluyó en julio de este año. En reconocimiento a las alternativas experimentales por ella desarrolladas, ha presentado sus trabajos en numerosos congresos a nivel nacional, así como en foros y ponencias dentro del CCH. Por ser considerada como una académica participativa y responsable la Dirección General del CCH la ha invitado como promotora y organizadora local del concurso “Leamos la Ciencia para Todos”. Actualmente forma parte de propósitos importantes dentro del Plantel Vallejo, como el seminario integrado a la Secretaría de Servicios del Aprendizaje.

Contribuir a un mejor desarrollo de las funciones sustantivas de nuestra Universidad Nacional mediante su apoyo a la docencia, es el sentido de la labor desarrollada por Georgina Guadalupe Góngora Cruz a lo largo de 15 años en la educación media superior. A través de una amplia y reconocida trayectoria conformada también por actividades de investigación y difusión del conocimiento, fomenta en forma decisiva la superación de generaciones de estudiantes y del personal del Colegio de Ciencias y Humanidades.