Dra. Isabel Gómez Gómez

Investigación en ciencias naturales

Originaria de la Ciudad de México, Isabel Gómez obtuvo su título en Ingeniería Ambiental en la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología del Instituto Politécnico Nacional en 1997 y, de 1998 a 2002, llevó a cabo sus estudios de doctorado en Ciencias Bioquímicas en el Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), bajo la dirección del doctor Mario Soberón en el Departamento de Microbiología Molecular.

En 2002 alcanzó el grado de Doctora en Ciencias con la tesis: “Caracterización de un anticuerpo scFv que mimetiza el receptor natural de la toxina Cry1Ab de Bacillus thuringiensis”, la cual fue reconocida con el Premio Weizmann en el área de Ciencias Naturales, que otorga la Academia Mexicana de Ciencias; además recibió la Medalla Alfonso Caso como la egresada más distinguida del Programa de Posgrado en Ciencias Bioquímicas.

Actualmente se desempeña como investigadora titular “B” de tiempo completo definitiva, en el Departamento de Microbiología Molecular del Instituto de Biotecnología en Cuernavaca, Morelos; pertenece con el máximo nivel de estímulos al Programa de Primas al Desempeño Personal Académico de Tiempo Completo, y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores con el nivel I.

La doctora Isabel Gómez ha dedicado su tiempo a estudiar el mecanismo de toxicidad de las proteínas Cry producidas por la bacteria Bacillus thuringiensis, la alternativa biotecnológica más exitosa para el control de insectos, y que ha dado lugar a un importante porcentaje de los cultivos transgénicos en el mundo. Durante el desarrollo de su tesis doctoral estudió la interacción de la toxina Cry1Ab con sus receptores naturales en el insecto lepidóptero Manduca sexta, empleando la metodología de Despliegue en Fagos. Dentro de sus aportes se encuentra la descripción del papel del receptor caderina en el proceso de oligomerización de esas proteínas, habiendo sido, junto con el doctor Soberón, los primeros en demostrar este importante proceso dentro del mecanismo de toxicidad.

Estos resultados dieron paso al diseño de toxinas con capacidad de oligomerizar más eficiente y sin la presencia del receptor caderina, lo cual ha resultado muy ventajoso porque estas toxinas ahora son tóxicas contra insectos que habían ganado resistencia a las toxinas silvestres, siendo inocuas para aves y mamíferos.

Al concluir su doctorado, Isabel Gómez recibió una invitación para realizar una estancia posdoctoral en el laboratorio del doctor Irwin Chaiken, en la Drexel University College of Medicine en Filadelfia, EUA, lo que le permitió participar en el estudio de la interacción de la interleucina-5 con sus receptores, también empleando la metodología de Despliegue de Fagos. Esta estancia fue muy importante porque amplió su preparación en la caracterización de interacciones proteína-proteína; además de que el sistema con el cual estuvo trabajando se compone de más de un receptor, algo muy parecido a lo que sucede con las toxinas Cry.

En 2004 se integró a la planta académica del Instituto de Biotecnología, en donde continúa abordando el estudio de las interacciones de las toxinas Cry1A. Gracias a su trabajo, en colaboración con los grupos de los doctores Mario Soberón y Alejandra Bravo, se ha demostrado que se requiere más de una proteína para que las toxinas de Cry puedan insertarse en la embrana y matar a los insectos plaga. Estos resultados ahora son referencia para otros grupos de trabajo y el modelo del mecanismo de acción que han propuesto ha sido validado para otros insectos y toxinas.

La doctora Gómez tiene un evidente liderazgo e independencia en el planteamiento y desarrollo de sus propuestas de investigación que le han favorecido con el financiamiento de instituciones como el CONACYT y la UNAM a través del PAPIIT. Sus proyectos tienen un balance entre la úsqueda de nuevo conocimiento a través de técnicas novedosas y arriesgadas, así como la capacidad de obtener resultados de interés en el corto plazo.

La calidad de su investigación ha sido distinguida con los galardones Premio Carlos Casas Campillo 2010 que otorga la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería a investigadores jóvenes (menores de 36 años) que han destacado por su contribución al desarrollo de la biotecnología o la bioingeniería; y la Beca para las Mujeres en la Ciencia L’Oréal-UNESCO-AMC 2011, en el área de ciencias naturales, otorgada por la Academia Mexicana de Ciencias, L’Oréal-México y la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO (CONALMEX).

Actualmente la doctora Gómez está caracterizando las interacciones toxina-receptor in vivo en los insectos, utilizando la metodología de interferencia con ARN de doble cadena. Con estas estrategias, es posible abatir la expresión de alguno de los receptores descritos, Caderina, Aminopeptidasa o Fosfatasa alcalina; analizar el fenotipo que se genera, y validar su participación en el mecanismo de toxicidad. Por otro lado, también se encuentra diseñando algunas mutaciones en las toxinas Cry1A para recuperar toxinas con mayor actividad insecticida contra insectos de importancia económica; algunas de éstas están en proceso de patente.

Isabel Gómez es una joven investigadora con mucho entusiasmo y dedicación a su trabajo, lo cual se manifiesta en los 30 artículos publicados en revistas científicas de alta calidad como Journal of Biological Chemistry, Sciencie y Biochemistry, y que registran al menos 700 citas. Ha participado en la edición de varios capítulos en libros y recientemente editó un libro. Adicionalmente ha sido invitada a revisar artículos para las revistas The International Journal of Tropical Biology and Convervation, Revista Colombiana de Entomología, Journal of Molecular Microbiology and Biotechnology, Enzyme Research y Toxicon, y a evaluar proyectos para ser financiados por agencias mexicanas.

Otra de sus actividades centrales es la docencia; desde hace cinco años imparte regularmente el tópico de Interacción de proteínas en el Instituto de Biotecnología, además de otros cursos relacionados con su labor de investigación. Ha dirigido tres tesis de licenciatura, dos de maestría y una de doctorado, esta última con mención honorífica, y se encuentra dirigiendo a dos estudiantes de maestría y una de doctorado.

Resalta en Isabel Gómez el amplio reconocimiento que su carrera académica tiene, tanto en nuestra Institución, como por sus pares investigadores. Sus capacidades y empeño la hacen indudablemente una joven líder en su campo, quien reúne los méritos suficientes para recibir el Reconocimiento Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos 2012.