Gisela Von Wobeser Hoepfner

Instituto de Investigaciones Históricas

Gisela von Wobeser nació en la Ciudad de México, en 1944, como hija de emigrantes alemanes. Su pasión por la historia de México se despertó tempranamente y, después de haber cursado estudios de normalista y haberse desempeñado algunos años como maestra de educación básica, ingresó en 1967 a la carrera de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). A partir de ese momento su vida se vinculó a nuestra casa de estudios donde ha destacado como alumna, investigadora, catedrática, difusora de la ciencia y funcionaria. Contribuyeron a la solidez de su formación destacados historiadores de la mencionada Facultad, tales como Juan Antonio Ortega y Medina, Carlos Bosch García, Miguel León-Portilla, Ida Rodríguez Prampolini, Alfredo López Austin, Josefina Zoraida Vázquez, Eduardo Blanquel, Wenceslao Roces y Enrique Florescano.

Como mejor alumna de su generación, fue merecedora de la Medalla Gabino Barreda tanto en la maestría como en el doctorado. Complementó su formación mediante un intenso intercambio con colegas de otras instituciones. Por la solidez y originalidad de sus proyectos de investigación obtuvo becas como la John Simon Guggenheim Memorial Foundation, para el área de Humanidades, y la de la Escuela de Estudios Hispano-Americanos de Sevilla, que le permitieron tener estancias de investigación en el extranjero.

En 1980, la doctora von Wobeser ingresó como investigadora al Instituto de Investigaciones Históricas, sitio desde donde ha desarrollado importantes contribuciones en el campo de la historia del Virreinato de la Nueva España. Su interés por este periodo se fundamenta en el hecho que para entender la realidad actual resulta indispensable conocer el Virreinato, ya que allí están las raíces de nuestra cultura, de la lengua que hablamos, de la religión católica, de la comida mexicana, del sistema jurídico, de la organización laboral, la vivienda, de muchas de nuestras instituciones y de gran parte de nuestras costumbres. Ha abordado el estudio de la historia del Virreinato desde diferentes áreas del conocimiento con el objeto de comprender en su conjunto esta etapa de la historia de México. Sus aportaciones iniciales se refirieron a la historia agraria del centro de México, en especial el funcionamiento socioeconómico de las haciendas y la situación de los trabajadores.

Una segunda etapa de investigación versó sobre la problemática financiera y crediticia del periodo, siendo su libro El crédito eclesiástico en Nueva España (FCE, 2010) un clásico del tema. Simultáneamente se ocupó de estudio de las fundaciones eclesiásticas, que tuvieron implicaciones económicas y sociales tanto para las instituciones de la Iglesia como para sus patronos y beneficiarios. Una obra de consulta obligada es Dominación colonial. La consolidación de vales reales, 1804-1812 (UNAM, 2003), en la cual explica la crisis económica que caracterizó a los años previos a la explosión de la guerra de independencia. Una tercera línea de investigación, más reciente, se refiere a las creencias y prácticas religiosas. En particular, se ha interesado por el más allá, así como por los antecedentes del culto a la virgen de Guadalupe.

El impacto de sus trabajos, manifiesto en numerosas citas a sus obras, ha abarcado diversos lugares del mundo, en especial España y países de Latinoamérica, ya que México comparte con ellos una historia común, por haber formado parte del Imperio Español.

Su dedicación a la docencia se refleja en sus cursos en la FFyL, orientados principalmente hacia la metodología en investigación y la comprensión del periodo virreinal; a la conducción de seminarios relacionados con sus áreas de investigación, a la tutoría de tesis en los niveles de licenciatura, maestría y posgrado. Asimismo, ha impartido cursos y seminarios en universidades e institutos de los estados de la República, y ha participado en numerosos comités tutoriales y formado parte de jurados de exámenes de licenciatura y de grado; ha fomentado diversos programas de educación continua; ha participado en diversos proyectos docentes en la UNAM y en otras instituciones, así como en numerosos diplomados; y ha colaborado en la elaboración de libros de texto. Bajo su guía se han formado numerosas generaciones de historiadores, entre las cuales hay investigadores de reconocido prestigio.

Consciente de la necesidad en que los resultados de las investigaciones históricas sean útiles para la sociedad mexicana, la doctora von Wobeser se ha ocupado de la difusión de la historia de México, a través de distintos medios y en diferentes foros. A lo largo de los 35 años de su desempeño profesional ha organizado innumerables conferencias, mesas redondas, diplomados presenciales y a distancia y programas televisivos, entre otras actividades, dirigidos a los maestros de los diferentes niveles escolares, a los alumnos de historia y la sociedad en general. Destacan los ciclos de conferencias: El historiador frente a la Historia e ¿Historia para qué?, que se llevan a cabo anualmente desde hace más de 25 años, en la Academia Mexicana de la Historia y en el Instituto de Investigaciones Históricas (IIH) de la UNAM, respectivamente.

Como directora fundadora de la Casa de las Humanidades de la UNAM, estimuló con gran empeño y creatividad la difusión de los resultados de investigación de las distintas dependencias del Subsistema de Humanidades, a través de la organización de ciclos de conferencias, diplomados, mesas redondas y cursos, logrando convertir a la dependencia en un lugar de encuentro e intercambio académico de gran dinamismo. Asimismo, impulsó la difusión desde la Academia Mexicana de la Historia conocida hoy día por su ambicioso programa de difusión en el campo histórico.

La doctora von Wobeser coordinó el libro Historia de México, utilizado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) como publicación oficial para los festejos del Bicentenario del inicio de la Independencia y el Centenario del Inicio de la Revolución Mexicana, que contó con un tiraje de 230,000 ejemplares, mismos que se vendieron en el término de dos años y medio, lo que constituye un hito en la industria editorial mexicana. Recientemente apareció otro libro colectivo de divulgación histórica coordinado por ella: Vidas mexicanas. Diez biografías para entender México, en la Colección Popular del Fondo de Cultura Económica.

Su compromiso con nuestra Universidad se manifestó al haber aceptado dirigir el IIH, por dos periodos, entre 1989 y 1997. Asimismo, fue directora fundadora de la Casa de las Humanidades, dedicada a la difusión del conocimiento en humanidades y ciencias sociales, producido en nuestra casa de estudios. Sus gestiones se caracterizaron por la innovación, el mejoramiento del nivel académico y la proyección de las labores universitarias hacia la sociedad. Entre 2000 y 2006 fue coordinadora del Programa Editorial de la Coordinación de Humanidades de la UNAM, que tiene a su cargo colecciones de gran prestigio nacional e internacional, como La biblioteca del estudiante universitario y la Bibliotheca Sriptorum Graecorum et Romanorum Mexicana.

Fue editora de la revista Estudios de Historia Novohispana del IIH y miembro fundador de la página web H-México, que salió a la luz en 1995, uno de los primeros foros en línea de discusión académica, en el campo de la historia. Finalmente, ha participado en diferentes comités y comisiones universitarias, así como en diversos jurados.

En 1992 fue electa como miembro de número a la Academia Mexicana de la Historia, correspondiente de la de Real de Madrid. Ente 1999 y 2004 fungió como secretaria, bajo la dirección del doctor Miguel León-Portilla. En 2004 tuvo el honor de que la mencionada Academia Mexicana de la Historia, correspondiente de la Real de Madrid, la eligiera como la primera mujer que ocupara el cargo de directora de dicha institución, mismo que desempeñó hasta 2011. Llevó a cabo un ambicioso programa de actividades destinado a difundir la historia de México entre los profesores de los tres niveles de la SEP, estudiantes, investigadores y personas interesadas. Entre las actividades realizadas destacan: ciclos de conferencias, diplomados, cursos intersemestrales, recorridos históricos por la Ciudad de México, así como charlas con historiadores, ciclos de cine con contenido histórico y conciertos con música de distintas épocas, entre otros La doctora von Wobeser contribuyó a la modernización de la Academia en el campo de la informática mediante la construcción de una base de datos, la creación de una página web; fundó la Sociedad de amigos de la Academia Mexicana de la Historia y mejoró las condiciones físicas de la sede.

Todo lo anterior la ha hecho merecedora de diversos reconocimientos, entre ellos el Premio Atanasio G. Saravia de Historia Regional Mexicana (1985), el Premio Universidad Nacional en el área de Investigación en Humanidades (2014) y el reconocimiento Sor Juana Inés de la Cruz (2004), entre otros. Asimismo, es miembro de asociaciones nacionales e internacionales, entre las que se cuentan las siguientes: Academia Mexicana de Ciencias, Academia Paraguaya de la Historia, Academia Chilena de la Historia, Academia Puertorriqueña de la Historia, Academia Portuguesa de la Historia, Instituto Histórico y Geográfico del Uruguay, Academia Nacional de Historia del Ecuador, Real Academia Sevillana de Buenas Letras y Academia Nacional de la Historia de Argentina. Ocupa el nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y el nivel máximo de estímulos en el Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo (PRIDE).

El 22 y 23 de enero de 2016 el IIH de la UNAM reconoció su trayectoria académica mediante la realización del coloquio “De la historia económica a la historia social y cultural. Homenaje a Gisela von Wobeser”. En él participaron distinguidos académicos como Miguel León-Portilla, Olga Elizabeth Hansberg, Antonio Rubial García y Asunción Lavrin, entre otros. Fruto de este encuentro es la obra de igual título, coordinada por María del Pilar Martínez López-Cano.

En resumen, podemos decir que la trayectoria de la doctora von Wobeser ha sido sumamente relevante, tanto por sus aportaciones académicas, su labor docente, sus múltiples actividades en el campo de la difusión y por haber asumido cargos académico-administrativos exitosamente. Con gran entusiasmo y energía, sigue adelante con sus proyectos de investigación, la conducción de seminarios, diversos programas para difundir la historia de México, numerosos intercambios académicos con colegas del país y del extranjero y continúa como miembro activo del IIH de nuestra casa de estudios.



Publicación: Día del Maestro 2018. Profesores e Investigadores Eméritos nombrados por el Honorable Consejo Universitario. Universidad Nacional Autónoma de México 2018. p.p. 65-71.

Destacados