Diego Valadés Ríos

Instituto de Investigaciones Jurídicas

Nació en Mazatlán, Sinaloa, el 8 de mayo de 1945. Realizó sus estudios de licenciatura en derecho en la Universidad Classica de Lisboa y en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en la que se tituló, con mención honorífica, presentando la tesis profesional “Preliminares de un derecho intersocial”. Realizó estudios de doctorado en derecho en la Universidad Complutense de Madrid, en la que obtuvo el grado con la calificación “Apto cum laude con premio extraordinario”. Su tesis doctoral “El control del poder” ha sido publicada (México, UNAM, 1998) y cuenta ya con varias ediciones, tanto en México como el extranjero (Rusia, Argentina y Venezuela).

Ingresó en el Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) como becario del Programa de Formación del Personal Académico de la UNAM en marzo de 1968. En octubre de 1970 se incorporó en el mismo Instituto como investigador especial a contrato. Actualmente es Investigador Emérito en el IIJ, con más de treinta años de servicios académicos a la Universidad, la que le reconoce también el nivel “C” en el Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo (PRIDE), a partir de 2012.

Es Investigador Nacional nivel iii en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) desde 1999; en el SNI ha sido miembro de la Comisión Evaluadora del Área de las Ciencias Sociales, así como de la Comisión de Honor.

Ha ocupado diversos cargos en la UNAM, en los que ha realizado una labor muy destacada. Fue Subjefe del Departamento de Radio, Televisión y Grabaciones (1972), y miembro de la Comisión Técnica de Legislación Universitaria (1973). Durante su encargo como Director General de Difusión Cultural (1973-1976) se diseñó y puso en marcha el proyecto del Centro Cultural Universitario en Ciudad Universitaria. Fue Director de la Revista de la Universidad (1973-1976) y miembro de la Comisión de Becas (1973-1976). Entre 1977 y 1980 fue Abogado General de la Universidad y como tal fue responsable de la elaboración del proyecto de reforma al artículo 3º constitucional que consagró la autonomía universitaria, así como del capítulo especial de la Ley Federal del Trabajo que regula el trabajo en las universidades públicas del país. Estas reformas han sido de la mayor trascendencia, pues han permitido encauzar institucionalmente los movimientos sindicales que surgieron en las universidades públicas del país en los años setenta.

Fue Coordinador de Humanidades durante un breve periodo (1981). En septiembre de 1998 fue designado director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, cargo que ocupó durante ocho años. Durante este periodo continuó la tradición del Instituto, caracterizada, entre otras actividades, por un intenso programa editorial (más de mil títulos en ocho años, entre ediciones originales y coediciones, tanto nacionales como extranjeras). Entre las novedades destaca la creación de seis revistas especializadas (incluyendo una en idioma inglés: Mexican Law Review), las cuales se han convertido en un vehículo de gran importancia para la publicación de los trabajos de los investigadores del Instituto, pero también de otras instituciones académicas. También se realizó un número muy importante de eventos académicos, generalmente sobre temas de primera relevancia en la agenda pública del país (como la reforma del Estado) y frecuentemente en colaboración con instituciones académicas nacionales y extranjeras. Destacan en este sentido los congresos internacionales de Culturas Jurídicas y Sistemas Jurídicos Comparados (2004-2006) que, en la tradición del derecho comparado, hicieron una revisión del estado de las disciplinas jurídicas. La publicación de las memorias de estos congresos constituyen una valiosa aportación permanente al conocimiento jurídico en nuestro país (33 volúmenes).

También hizo contribuciones importantes a la renovación y crecimiento del Instituto. En este sentido hay que mencionar el crecimiento de la planta académica, con la incorporación de un buen número de investigadores jóvenes que han abierto nuevas líneas de investigación y que refuerzan la presencia pública del Instituto. En segundo lugar, durante su gestión el iij se incorporó al Programa de Posgrado en Derecho de la UNAM como sede del doctorado. Este programa ha contribuido a la formación, de alto nivel, de nuevos investigadores en el ámbito del Derecho, algunos de los cuales se han incorporado al propio Instituto. Finalmente, debe mencionarse que en 2004 se creó el Área de Investigación Aplicada y Opinión del Instituto, conformada por un equipo interdisciplinario, quienes han realizado proyectos de investigación de gran interés en la confluencia entre el derecho y las demás ciencias sociales, como las encuestas de cultura constitucional.

La creación de la Biblioteca Jurídica Virtual (BJV), a iniciativa del doctor Valadés, incorpora en línea y con acceso libre y gratuito no sólo el fondo editorial del Instituto, sino obras cedidas por otras instituciones para tal fin, y constituye una herramienta de investigación de gran calidad no sólo para los estudios de posgrado en el país, sino para el conocimiento de la investigación jurídica mexicana en el extranjero. En 2006, la BJV contaba ya con más de dos mil volúmenes a texto completo en línea; a la fecha son cerca de tres mil 300, con más de 26 mil artículos de revista y más de 21 mil capítulos en obras colectivas. Todo ello se ha traducido en más de 53 millones de accesos desde septiembre de 2001 a la fecha (4.5 millones de accesos en promedio al año), convirtiendo a la página de la BJV en una de las más visitadas de la UNAM y una de las que mayor presencia le confieren en la Internet.

Otra importante iniciativa del doctor Valadés, fue la publicación, en 2002, de la primera edición de la Enciclopedia Jurídica Mexicana, en 12 volúmenes, una obra publicada en colaboración con la Editorial Porrúa que constituye un referente de gran importancia para el conocimiento global de nuestro orden jurídico. También desempeñó la coordinación general de los trabajos para la 7ª edición de la obra Derechos del pueblo mexicano. México a través de sus constituciones, obra que se publica bajo los auspicios de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y que revisa los antecedentes y debates de las constituciones de México, acompañada de comentarios y referencias bibliográficas para cada uno de los artículos de la Constitución vigente. La 7ª edición implicó una reestructuración completa de la obra, que apareció en 2006 en 25 tomos.

Por último, entre los proyectos de investigación, de gran originalidad, impulsados durante su encargo como director del IIJ destacan las encuestas nacionales de cultura constitucional. La primera se realizó en nuestro país en 2003 (una segunda se llevó a cabo en 2011) y se replicó, en lo sustancial, en Argentina, Bolivia y Costa Rica. Estos trabajos han permitido conocer y explorar la cultura constitucional de México y otros países latinoamericanos, lo que constituye una herramienta empírica de gran utilidad para los estudios jurídico-constitucionales.

Ha impartido cursos de licenciatura y posgrado en la UNAM (Facultades de Derecho y de Ciencias Políticas y Sociales), así como en otras instituciones públicas y privadas de México y el extranjero. Ha participado también en numerosos cursos especializados sobre diversos temas del derecho público. Como parte de su contribución a la formación de jóvenes profesores, investigadores y profesionistas, Valadés ha dirigido y asesorado un número importante de trabajos de tesis, ya concluidos: nueve tesis de licenciatura, cuatro de maestría y diez de doctorado (siete como tutor principal y tres como miembro de comité tutoral). Varios de estos trabajos han sido publicados y sus autores han seguido destacadas trayectorias profesionales en instituciones públicas o académicas. De igual modo, ha sido miembro del jurado o sinodal en cinco exámenes de licenciatura, siete de maestría y 22 de doctorado.

La obra publicada de Diego Valadés es muy vasta: 17 libros de autoría única, con numerosas ediciones en México y el extranjero; siete en coautoría; 45 coordinados o editados, 402 artículos de revista y capítulos en libros, muchos de ellos aparecidos o reeditados en el extranjero; un número importante de comentarios y voces en obras de consulta, así como 176 escritos y ensayos, entre presentaciones, prólogos, estudios introductorios y semblanzas.

Dentro de dicha obra, sus aportaciones más importantes se encuentran en el ámbito del derecho constitucional y específicamente en los temas de la reforma del Estado y el control del poder, a los cuales ha dedicado una parte significativa de su producción académica reciente. Su tesis de doctorado –El control del poder– ha sido editada y reeditada numerosas veces en México y en el extranjero. Se trata de un extenso ensayo de exploración del concepto y la dinámica del control del poder; analiza las vinculaciones de este control con muchos otros conceptos: la legitimidad, la democracia, el sistema representativo, los partidos políticos, los medios de comunicación, y contiene un examen detenido de los mecanismos de control en tres ordenamientos constitucionales contemporáneos: el de España, el de los Estados Unidos y el de México.

Considera que, a pesar de todos los cambios constitucionales y legislativos habidos en nuestro país a partir de 1982, los cuales se han traducido en un mejor equilibrio de los poderes, reduciendo el excesivo peso del presidencialismo, sigue sin cambiar la lógica en la que se ejerce la función del gobierno. En lo particular, no se ha logrado una articulación fluida en las relaciones entre el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo. Por tanto, ha estudiado los mecanismos, principalmente de origen parlamentario, que podrían contribuir a la racionalización del sistema presidencial mexicano. Estos mecanismos se estudian, de manera amplia y comparativa, en dos obras recientes: El gobierno de gabinete (2003, con reediciones y reimpresiones) y, sobre todo, La parlamentarización de los sistemas presidenciales (2007, también reeditado en México, Perú y Argentina). Este último trabajo examina y compara las constituciones de 75 países; los principales mecanismos parlamentarios abordados en este marco son la presencia de los ministros en el Congreso, el voto de confianza respecto de los integrantes del gabinete presidencial, las preguntas, la interpelación y la moción de censura a los miembros del gobierno, y la disolución del Congreso. Al constatar que se trata de una tendencia clara y definida en muchos de los ordenamientos constitucionales contemporáneos, sostiene enfáticamente que la parlamentarización de los sistemas presidenciales no debilita el poder gubernamental, sino que lo fortalece, al ofrecerle instrumentos de colaboración para hacerlo más eficaz, más responsable y más democrático.

Además del derecho constitucional, ha examinado otros temas de relevancia jurídica, como el derecho de la educación y la cultura; se ha interesado igualmente por ámbitos no jurídicos, aunque en su relación con el derecho, como la ciencia y la tecnología o la lengua. En relación con este último tema destaca su trabajo de ingreso a la Academia Mexicana de la Lengua: La lengua del derecho y el derecho de la lengua (2005, con reediciones).

Por último, ha realizado una considerable labor de análisis y difusión jurídica, la cual se ha traducido en más de 410 conferencias y charlas, dictadas en instituciones públicas y privadas de diversa naturaleza, tanto en México como en el extranjero; en más de 575 participaciones en congresos, seminarios y otros eventos académicos; y en cerca de 300 colaboraciones de opinión en diarios de circulación nacional (Excélsior, Reforma, La Jornada, El Universal). La trayectoria profesional y académica de Diego Valadés le han valido muy numerosos reconocimientos, premios y membresías en México y el extranjero. Entre los más importantes puede mencionarse: Cruz del Mérito a la Investigación Jurídica del Instituto Mexicano de Cultura (1978); Miembro de Honor de la Abogacía Española (1982); Cruz del Mérito Legislativo del Supremo Consejo de la Asociación Nacional de Abogados, México (1986); Gran Cruz Antonio José Irisarri, otorgada por el Gobierno de Guatemala (1990); Presea Andrés Quintana Roo al Mérito Jurídico, otorgada por la Federación Nacional de Abogados, México (1993); Profesor distinguido de la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Perú (1999); Presea Norma Corona Sapién por los Derechos Humanos, otorgada por la Asociación de Abogados Litigantes de la República Mexicana (2003); Profesor honorario de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, Argentina (2005); Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina (2006); Maestro ad vitam de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila, Saltillo, Coahuila (2007); Doctor Honoris Causa por la Universidad Inca Garcilaso de la Vega de Lima, Perú (2012); Académico Honorario por la Academia Peruana de Derecho, Lima (2012); Doctor Honoris Causa por la Universidad Veracruzana, México (2012); Premio Nacional Malinalli por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, Villahermosa (2012); Cátedra Raúl Cervantes Ahumada, entregada por El Colegio de Sinaloa, Culiacán (2012), y Presea Ignacio Manuel Altamirano, otorgada por el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (2013). Doctor Honoris Causa por la Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina (2015). Premio Nacional de Jurisprudencia por la Barra Mexicana Colegio de Abogados, México (2015). Reconocimiento por su contribución a la Ciencia del Derecho, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Puebla (2015). Reconocimiento Dr. Jorge Carpizo Mac Gregor a la Vocación Jurídica, Universidad Nacional Autónoma de México, México (2015). Reconocimiento a su destacado desempeño laboral durante el 2015, IIJ, UNAM, México (2016). Profesor Ad Honorem por la Universidad Autónoma de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, (2016). Reconocimiento por La Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia, A.C., Suprema Corte de Justicia de la Nación, México (2017). Doctor Honoris Causa por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (2017). Jurado del Premio de literatura en lengua castellana Miguel de Cervantes, Secretaría de Estado de Cultura, España (2017). Nombramiento de Investigador Emérito por el Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (2017). Presea Don José Alejandro de Treviño y Gutiérrez al Mérito Profesional en Derecho, Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey (2018).

Cabe mencionar que dos de los constitucionalistas más distinguidos del mundo contemporáneo –Domingo García Belaunde, del Perú, y Peter Häberle, de Alemania– impulsaron y coordinaron una obra de homenaje a Valadés, aparecida en dos tomos tanto en México (2011) como en Perú (2012). La obra contiene más de 60 ensayos, de la autoría de muy distinguidos constitucionalistas de México, América Latina y Europa.



Publicación: Día del Maestro 2018. Profesores e Investigadores Eméritos nombrados por el Honorable Consejo Universitario. Universidad Nacional Autónoma de México 2018. p.p. 55-63.

Destacados