Dra. Berenice Araceli Granados Vázquez

Investigación en humanidades

La doctora Berenice Araceli Granados Vázquez nació en la Ciudad de México en 1981. Es licenciada en Derecho por la Facultad de Derecho, así como licenciada en Letras Hispánicas, maestra en Letras Mexicanas y doctora en Letras por la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Además de haber obtenido mención honorífica en los exámenes de su segunda licenciatura, maestría y doctorado, forma parte de los profesores fundadores de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Unidad Morelia y, particularmente, de la licenciatura en Literatura Intercultural. Actualmente, se desempeña como profesora asociada “C” en dicha escuela y participa en el Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo de la Dirección General de Asuntos del Personal Académico (DGAPA) de la UNAM con el nivel “C”.

Su trabajo de investigación se ha centrado en el estudio de las artes verbales, la performance, la cosmovisión mesoamericana y la religiosidad popular vinculadas a las narrativas de la tradición oral, así como en el uso de nuevas tecnologías para el estudio de las artes verbales. Su labor académica se ha caracterizado por el trabajo multidisciplinario y el desarrollo de herramientas teóricas y metodológicas para la documentación, el procesamiento y el análisis de diversas manifestaciones orales.

Fue becaria en los institutos de investigaciones Jurídicas y Filológicas de la unam y, en 2012, participó como investigadora adjunta en la Fundación para las Letras Mexicanas. Es fundadora y actual responsable del Laboratorio Nacional de Materiales Orales (LANMO) de la enes Morelia, el primer laboratorio nacional apoyado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) en el área de las humanidades, y el cual ha abierto y consolidado una línea de trabajo multidisciplinaria de gran interés e innovación: el estudio de la palabra oral como una forma de comunicación que adquiere significado por sus factores de ejecución: el gesto, la sonoridad y el contexto.

Se trata de un espacio académico único en el mundo, debido a la vastedad de sus instalaciones, las cuales incluyen un laboratorio móvil para hacer rutas de documentación y procesamiento de datos en campo, así como un archivo electrónico de consulta libre, el Repositorio Nacional de Materiales Orales, en el que se almacenan los resultados de la documentación en campo de materiales orales de todas las lenguas habladas en México y que permite la consulta de información no solo a especialistas de diversas disciplinas, sino también a las comunidades en las que se documentó.

Ha sido responsable de diversos proyectos, financiados por el Programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica, el Programa de Apoyo a Proyectos para la Innovar y Mejorar la Educación, ambos de la DGAPA, y por el CONACYT. Algunos de ellos son: “Taller de recopilación de tradición oral en la zona lacustre michoacana. Recolección, transcripción, edición y almacenamiento de expresiones literarias” (2013), “La caja del fetiche. Paleografía, digitalización y edición crítica de doce expedientes inquisitoriales del siglo XVIII” (2015), “Materiales orales de la zona lacustre michoacana, documentación, procesamiento y análisis” (2016-2018), y “La pastorela de Ocumicho: discursos, cerámica y ritualidad” (2018-2020).

Asimismo, ha sido participante de numerosos proyectos colectivos y redes de investigación; ha publicado cuatro libros como autor único y siete como coautor, además de 13 artículos académicos arbitrados y ocho capítulos de libro; y ha presentado los resultados de su investigación en más de 60 reuniones académicas, tanto nacionales como internacionales. Su trabajo ha sido citado en publicaciones académicas rigurosas y, derivado de sus líneas de investigación, es productora ejecutiva de nueve discos de música tradicional y ocho producciones videográficas.

Entre sus últimos libros, se encuentran algunos que son especialmente trascendentes para la investigación en su área: Emiliano Zapata. Vida y virtudes según cuentan en Morelos, sobre la manera en que se configura este héroe en la narrativa de tradición oral de los pueblos morelenses, a partir de una serie de elementos históricos y culturales; y El encanto de la sirena: artes verbales y cosmovisión en torno al lago de Zirahuén, en el cual indaga sobre el significado del territorio para sus habitantes, a partir de un análisis sobre los relatos de tradición oral, contrastados con fuentes históricas y antropológicas.

En el ámbito de la formación de recursos humanos, ha impartido 35 cursos en el nivel licenciatura, y ha participado en sínodos y comités tutorales de licenciatura y maestría. Ha sido directora de tesis de tres alumnos titulados y uno de estos trabajos obtuvo el Premio Santiago Cendejas Huerta 2015, otorgado por la Academia Michoacana de Ciencias A. C., en el área de Investigación multidisciplinaria. Actualmente, dirige cinco tesis de licenciatura y una de posgrado.

Es fundadora y directora de la Revista Diálogos de Campo (2016) del LANMO. Además, es miembro del consejo de redacción de la Revista de Literaturas Populares desde 2009, publicación conjunta de la FFyL y la enes Morelia. En el LANMO, fundó un sello editorial que, en 2018, obtuvo el primer lugar del Premio Antonio García Cubas, en la categoría de Libro de texto escolar, así como una mención honorífica en la categoría de Obra infantil, por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Creó y conduce el seminario mensual Experiencia en Trabajo de Campo, que ha sido la columna vertebral para reunir al grupo de investigadores que ahora conforma el LANMO. Ha colaborado en la organización de las Jornadas Lascasianas Internacionales, el V Congreso Internacional Mitos Prehispánicos en la Literatura Latinoamericana, y el I y II Congreso Internacional Poéticas de la Oralidad. Organizó y coordinó, junto con la doctora Mariana Masera, el diplomado Poéticas de la Oralidad: las voces del imaginario, en el Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM (2010-2011), y en 2018, obtuvo el Reconocimiento Sor Juana Inés de la Cruz, otorgado por la unam, por haber contribuido de manera sobresaliente al cumplimiento de los altos fines universitarios.

En virtud de su extensa y sobresaliente labor investigativa, así como por la relevancia de sus aportaciones, la doctora Berenice Araceli Granados Vázquez es indiscutible merecedora del Reconocimiento Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos 2019, en el área de Investigación en humanidades.